Juicio contra seis hombres por violación por turnos a una niña de 14 años

Tras casi tres años de espera, la justicia española inició el juicio contra seis hombres presuntamente involucrados en la violación múltiple de una menor de edad en Manresa, en España.

Se trata de otro caso de violación en grupo conocido como “La manada de Manresa”, que ha conmocionado a la opinión pública sobre todo después de que la fiscalía sólo considerara un delito por “abuso sexual” y no por “violación o agresión sexual”, reporta el diario el Comercio.

Los abogados de una joven que cuando ocurrieron los hechos tenía sólo 14 años, acusan a seis hombres de violar a la víctima en una caseta abandonada durante un botellón en octubre de 2016 y a otro séptimo por masturbarse sin hacer nada para detenerlo.

La Fiscalía española considera que los seis atacantes sólo deben ser procesados por un delito de “abuso sexual” dado que asegura no se cometió ningún tipo de “violencia o intimidación” ya que la víctima estaba bajo los efectos del alcohol.

Según informó el diario español El Mundo, el juicio tiene lugar justo antes de que el código penal español cambie la normativa anulando los delitos por “abuso sexual”, que ha sido tan polémico en España después del famoso caso de La Manada de Pamplona.

En este caso cinco chicos fueron acusados inicialmente por abuso sexual después de forzar a una joven de 18 años durante las festividades de Pamplona. El caso indignó a la opinión pública y el Tribunal Supremo terminó acusándolos de agresión sexual, al considerar finalmente que la “intimidación ambiental” es factor suficiente para hablar de agresión.

Está previsto que la víctima de la Manada de Manresa testifique en el juicio y sus declaraciones serán claves en el proceso. Por su parte, los acusados han negado haber mantenido relaciones sexuales con la víctima, que asegura haber sido atacada por turnos en una caseta abandonada al lado de la fábrica donde celebraban el botellón.

Por el momento, las pruebas de ADN sólo han encontrado restos de uno de los procesados, que asegura no sabe cómo llegaron sus fluidos a la ropa de la víctima. A otro miembro del grupo se le acusa también de intimidar a los asistentes a la fiesta, enseñándoles una pistola de fogueo y amenazando con que sus familias tendrían problemas si contaban algo de lo sucedido.

Según lo narrado por la víctima, uno de los acusados se aprovechó del estado “evidente” de embriaguez de la acusada para llevársela a una caseta y violarla. Luego regresó con sus amigos e instó a los demás, conocedores de la edad y estado de la víctima, a hacer lo mismo.

Los abogados de la víctima de Manresa afirman que la niña fue intimidada y sometida mediante violencia. Por este motivo, piden elevar la petición de pena de 15 a 20 años, escribe El mundo.

¿Y tú qué opinas?¿Crees justo que casos como este sean considerados sólo abusos y no violación? No dudes en dejarnos tu opinión en el apartado de comentarios.