Más de 1000 personas quieren adoptar a la recién nacida que fue encontrada en “bolsa de plástico”

El mundo ha demostrado una vez más que casi siempre la luz vence a la oscuridad.

¿Recordáis a “Baby India”, la recién nacida que fue encontrada envuelta en una bolsa de plástico en Georgia? La encontraron a principios de mes y ahora más de 1000 personas se han presentado y se han ofrecido para proporcionarle un hogar para siempre.

TODAY informa que la gente continua contactando con las autoridades del condado de Forsyth porque desean darle a la bebé – encontrada llorando y cubierta de sangre – una segunda oportunidad tras su difícil comienzo en la vida.

Y sobre la respuesta ante esta sustitución, el aguacil del Condado de Forsyth dijo: “Es increíble el número de personas que quieren incorporar una nueva vida en sus familias y mientras que una trató de echarla de su vida”.

La niña en cuestión, apodada “Baby India”, fue encontrada alrededor de las 10 p.m. el  6 de junio en una zona boscosa. Una familia cercana escuchó su llanto y se acercó a investigar. Para su asombro se encontró con el bebé, cubierto de sangre y aún con el cordón umbilical.

El vídeo proporcionado por la Oficina del aguacil capta los sonidos del llanto de un bebé llorando, cuando llegan avisados por una llamada urgente solicitando ayuda. No había señales de la madre en el lugar del suceso.

La policía descubrió a “Baby India” envuelta en tan solo una bolsa de plástico. Le hicieron un reconocimiento para ver si estaba malherida y luego la envolvieron en una manta, tras lo cual la llevaron rápidamente para que recibiera la atención necesaria.

Aún la madre no ha aparecido y hay muchas familias deseosas de darle a la bebé el hogar que realmente se merece.

Para dar cualquier información sobre la madre, el nacimiento de India o algún vínculo con la familia, por favor contactar de urgencia con la oficina del aguacil en el teléfono 770-781-3087.

Por favor comparte este artículo para difundir esta importante información. Todos juntos podemos ayudar y marcar una diferencia en la vida de la pequeña India.