Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Nació sin brazos y sin piernas – pero sus nuevos padres no la cambiarían por nada

A veces no somos conscientes de la cantidad de niños huérfanos que crecen sin una familia que los cuide y les de el amor que merecen. Lo que no se dice tanto es que gran parte de estos niños son discapacitados.

Muchos encuentran pocas oportunidades de ser adoptados a lo largo del camino y pasan la mitad de su vida en un horfanato.

Afortunadamente, para María éste no fue el caso.

Adrianne y Jason Steward conocieron a María cuado solo era una recién nacida. No tenía ni brazos ni piernas pero su rostro y sonrisa les enamoró.

Tras cinco meses María viajó de Filipinas a Estados Unidos, donde su nueva familia la recibió con los brazos abiertos.

nina

Esta pareja ya tenía a dos hijas biológicas que ahora son adolescentes y acogieron a María como una hermana pequeña. Nunca se ha sentido desprotegida.

Fuente: Facebook

Esta familia ha enseñado a María a vivir sintiéndose segura y ella enfrenta sus dificultades siempre con una sonrisa en la cara. Ella ha aprendido a comer sola y a enfrentar la vida con toda la positividad del mundo.

Ella es una prueba de que por muchos obstáculos que encuentres, la vida a veces te sorprende. Gracias a personas maravillosas como los Stewart, niños como María tienen una segunda oportunidad.

¡Comparte su maravillosa historia con los demás!