Niña de 11 años obligada a sangrar en sus ropa dos veces después de que profesores no la dejen ir al baño

Una niña de 11 años de Bristol, Inglaterra, se vio obligada a sangrar a través de su ropa en la escuela durante su período menstrual, tras le negaron  ir al baño.

Según las reportes, la niña, una estudiante de la escuela de Cotham, preguntó en numerosas ocasiones si podía salir de la clase e ir al servicio, pero no se le permitió.

Como consecuencia de ello, se vio obligada sufrir la humillación de sangrar a través de su ropa, no una sino dos veces, y ahora está asustada de ir ir al colegio cuando le baja la regla.

Fuente: Shutterstock (la niña de la imagen no tiene nada que ver con el incidente.)

La madre de la niña está naturalmente muy disgustada por como la escuela ha reaccionado ante esta situación y duda de si las niñas en la escuela están siendo atendidas adecuadamente en sus necesidades básicas de salud.

En declaraciones a Bristol Live, la madre, que permaneció en el anonimato para proteger la identidad de su hija, dijo: “No deberían hacer que las niñas se sintieran culpables porque necesiten ir al baño para atender a sus necesidades vitales. Ahora mi hija tiene miedo de ir a la escuela por si de nuevo no la dejan salir del aula. Y eso es precisamente lo que no deberíamos enseñar a las niñas.

Reacción

“Deberíamos permitirlas y ayudarlas poniendo en sus manos todas las herramientas para lograr sus objetivos, tengan o no tengan el periodo”.

Tras el primer incidente, que tuvo lugar en septiembre del año pasado, 2018, la niña se negó a ir a la escuela durante los periodos en los que tenía la regla. Como era una nueva alumna en la escuela, el haber sufrido este incidente hizo que la joven experimentase un problema que nunca debería haber tenido que sufrir.

Afortunadamente, en esa ocasión llevaba un suéter lo suficientemente largo como para ayudar a ocultar la mancha, pero no debe minimizarse la incomodidad y la falta de higiene al tener que sentarse con la misma ropa durante el resto del día.

PIxabay

“No podía creerlo. Llamé a la escuela y me quejé y solo dijeron que estaba bien y que no volvería a suceder. Sentían lo sucedido, pero no me dijeron cómo se asegurarían de que volviera a suceder “, dijo su madre.

“Y llegó octubre y mi hija estaba horrorizada de volver al colegio. Llamé para decir que se quedaría en casa. La mujer de la administración me dijo que no podía dejar de asistir a la escuela solo por ese motivo. Lo comprendí pero mi hija estaba muy preocupada por si volvía a ocurrir lo mismo. Y me aseguraron que advertirían a los profesores y que si había algún problema se pondrían en contacto conmigo”.

Y a pesar de ello volvió a ocurrir. Esta vez fue un profesor quien le negó la posibilidad de ir al baño. Incluso la amenazó con expulsarla de la clase si ella no dejaba de preguntar.

“Nunca debería haber llegado la situación tan lejos, dejándola sangrar en sus ropa no una sino dos veces en un espacio muy corto de tiempo. Las escuelas deben encontrar los mecanismos para ayudar a los niños, no para traumatizarles” dice su madre.

El portavoz de la escuela comentó solo: “La escuela tiene la política de no permitir que los estudiantes salgan de las clases para ir al baño como parte de nuestros procedimientos de seguridad. Los estudiantes no deben salir de las clases sin supervisión.”

“Sin embargo, como personal, todos somos muy conscientes de que tenemos a niñas a nuestro cuidado y que, en ocasiones, necesitarán usar el baño fuera del horario habitual de descanso”.

Posted by Cotham School on Thursday, 17 May 2012

¡No puedo comprender que tipo de profesor puede decirle que no a una niña durante su periodo menstrual, y no una sino dos veces! 

¡Ayúdanos a difundir este mensaje para que, esperemos, no vuelva a ocurrir de nuevo! Comparte este artículo si estás de acuerdo que las escuelas no pueden tratar a las niñas de esta forma.