Niño de 2 años dejado en estado vegetativo tras ser golpeado cruelmente por novio de la mamá

Thomas Sullivan, un niño de 2 años de Texas, Estados Unidos, fue golpeado tan gravemente por la pareja de de su madre que lo dejó en estado vegetativo, según los informes.

Su familia afirma que ahora no puede sentir nada más que dolor, ya que fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital infantilTexas Children’s Hospital Houston en septiembre de 2018.

Daily Mail informa que el niño sufrió un traumatismo craneal severo, así como un hígado lacerado, múltiples fracturas en el cuerpo y quemaduras.

✴️Boy, 2, battered into vegetative state where all he can feel is pain by mum’s abusive boyfriend✴️Toddler Thomas…

Posted by The Voice For The Voiceless on Saturday, 23 March 2019

Los médicos del hospital predicen que tendrá que vivir con discapacidades físicas y mentales permanentes como resultado del abuso, causadas por el novio de su madre, Adam Thomas.

Sarah Sullivan, la tía del niño, le dijo a The Courier, que el niño no siente nada más que dolor.

Ella dijo: “[Thomas] respira por su cuenta, y luego para. No está bien. Él va a vivir, pero ellos dijeron que debemos prepararnos a que él se encuentre en este estado por el resto de su vida”.

Something yall need to be aware of, is.that go fund me keeps track of all transactions made and every penny goes to my…

Posted by Sarah Kathleen Sullivan on Saturday, 23 March 2019

La hermanita del niño, Amery, también fue maltratada por Thomas y sufrió lesiones en el estómago, la pelvis y las costillas. La niña de 3 años tuvo que someterse a una cirugía para reparar sus órganos dañados.

Se dice que Adam Thomas, de 28 años, había quemado previamente a otros niños pequeños que tenían una edad similar a la de los hermanos, aunque intentó reclamar que sus lesiones fueron causadas por una serie de accidentes desafortunados.

A Adam se le impusieron dos cadenas perpetuas en febrero de este año, mientras que la madre de los niños admitió ante las autoridades que ella falló en cuidar a su niños. Le impusieron una sentencia de 20 años tras las rejas el 7 de marzo.

Thomas permanece hospitalizado con una enfermera que trabaja las veinticuatro horas con él, mientras que la familia está luchando contra los Servicios de Protección Infantil por la custodia de Amery. Han creado una página de GoFundMe para ayudar a cubrir las facturas médicas tanto de Thomas como de Amery.

No hace falta decir que esto es uno de los casos más terribles de abuso y negligencia infantil que hemos visto. Poder lastimar a un niño inocente de esa manera está más allá de la comprensión de cualquier ser humano sano, y solo podemos esperar que los responsables se vean obligados a reflexionar sobre lo que han hecho por el resto de sus vidas.

Comparta este artículo para aumentar la conciencia sobre el abuso infantil, y envía todos tus pensamientos y oraciones a los dos niños que vivieron cosas que ningún niño debería vivir.