Parece un traje normal de fiesta Nobel, pero al revelarse la parte de arriba deja a la reina boquiabierta

Los Nobel son los premios más prestigiosos del mundo y, como no puede ser otra manera, la ceremonia de entrega de los premios y la cena posterior son grandes eventos entre cuyos invitados se encuentran personalidades importantes.

Princesas, ministras y otras grandes personalidades eligen cuidadosamente sus vestidos, y la pasarela no tiene nada que envidiar a las de los grandes eventos de Hollywood.

Este año el traje más espectacular solo lo puedo calificar de… ¡raro! Pero me encanta. ¡Échale un vistazo a las fotos de abajo y dime qué opinas!

En la fiesta de los premios Nobel celebrada ayer, todas las miradas se las llevó una mujer y su peculiar traje. Se trata de Alice Bah Kuhnke, la actual ministra de Cultura sueca. Su traje hizo que todas las cabezas se girasen al pasar, pero no era este el único objetivo de su diseño. El traje tenía un mensaje.

Foto: Jonas Ekströmer/TT

Vio la oportunidad de dar protagonismo al problema del cambio climático

Alice Bah Kuhnke es una política muy comprometida con el medio ambiente y el cambio climático, de hecho pertenece a la partido de los verdes de su país (Miljöpartiet).

Según el periódico Expressen, Alice Bah Kuhnke tenía decidido desde el verano que en la fiesta de los Nobel quería llevar algo que resaltase la importancia de la situación de Ártico, cuyo hielo se derrite con rapidez, algo que puede afectar al mundo entero.

– Esta es una gran oportunidad para hablar del cambio climático, sus consecuencias y lo que tenemos que hacer para parar su desarrollo, escribió la ministra en su Instagram, donde revelaba el motivo de la elección de peculiar diseño.

Foto: Jonas Ekströmer/TT

Yo creo que con su original diseño ha conseguido que se hable del tema, que era su objetivo, y además nos ha dejado unas peculiares imágenes de un diseño único.

Personalmente me encanta y creo que es genial que las políticas se salgan de lo “políticamente correcto” y aburrido y se atrevan a ponerse lo que quieran, y más si por detrás hay un importante mensaje como este. ¡Comparte si también te encanta la atrevida propuesta de Alice Bah Kuhnke!