Pequeñita bebé prematura vence el coronavirus y ahora puede irse a casa

En medio de esta pandemia del coronavirus parece que despertamos cada día con más terribles noticias. Por eso es también importante que compartamos los rayos de sol que aparecen de vez en cuando.

Peyton nació prematura, pesó 1,5 kilos y fue diagnosticada con Covid-19 cuando solo tenía tres semanas.

Según BBC News, la madre de la pequeña, Tracy Maguire, contó que su bebé comenzó a mostrar síntomas en sus primeros días de vida. Le realizaron la prueba del coronavirus y dio positivo, estaba contagiada.

“Dijeron que estaba bien, ‘no os preocupéis – pero ha dado positivo en el test del coronavirus’,” explica Tracy.

“Creo que el médico estaba tratando de calmarme pero yo estaba sollozando”.

“Aunque estaba bien yo pensaba ¿en qué nivel de contagio está? ¿Cómo va a luchar contra el virus siendo tan pequeña? Lo peor era la incertidumbre”.

Credit / Tracy McGuire

Peyton fue tratada con esteroides para ayudar a fortalecer sus pulmones y recibió una atención “increíble” por parte de las enfermeras para seguir luchando.

Tan pronto como Tracy se recuperó de la cesárea, le dijeron que tendría que aislarse, estaría 14 días lejos de su bebé.

“Le rogaba por teléfono al médico diciéndole que no quería estar lejos de ella”, cuenta Tracy.

“Por mucho que estuviesen cuidando de ella, yo soy su madre. Aunque solo fuese un resfriado, yo quiero estar allí con ella”.

Al final los médicos permitieron a Tracy que se quedase, aunque su pareja, Adrian, tuvo que irse a casa y aislarse sin poder ver a su recién nacida.

Afortunadamente, Peyton superó todos los retos y se recuperó. La pequeña y su madre pudieron dejar el hospital a principios de esta semana. Las dos se encuentran bien ahora.

Tracy ha elogiado a las enfermeras que la han guiado y cuidado durante la etapa más crítica de su pequeña.

“Están haciendo un trabajo sobrehumano – arriesgaban su vida para asegurarse de que mi bebé recibía su alimentación y abrazos”, dice Tracy.

Es espectacular, difícil comprender lo agradecida que se puede estar a la gente. Peyton es lo más preciado que tengo en el mundo y confié en ellos para que la cuidasen.

A todas las mamás que están preocupadas, confíen en los enfermeros”.

Gracias al cielo por haber cuidado de esta pequeña. Y gracias a todo el personal sanitario que cuidaron de Peyton hasta que se recuperó.

¡Comparte este artículo en Facebook para desearle a Peyton lo mejor!