Veterano de 93 años del Día D muere sin que nadie lleve su ataúd – luego llegan 6 chicos en uniforme

No tendríamos que decirlo – los veteranos se merecen todo el respeto y honor del mundo.

Habiendo sacrificado tanto por los demás, lo mínimo que podemos hacer es darle estas cosas.

Desafortunadamente, mientras muchos veteranos se se ponen mayores y el tiempo pasa, sus prestaciones se pueden ir olvidando. Es por eso que historias como estas no solamente nos hacen sonreír… también son un bueno ejemplo a seguir.

 

Thomas Hunter sirvió desde 1942-1949 y participó en la invasión del Día D durante la Segunda Guerra Mundial

A pesar  sus actos heroicos, Hunter nunca se casó y nunca tuvo una familia cuando regresó a casa. Tenía 11 hermanos, pero con el tiempo ellos fallecieron. A la edad de 93 años él era el único hermano que estaba vivo.

La única familia que le quedaba eran unas sobrinas, así que cuando iban a planear su funeral no estaban seguros de quién iba a cargar su ataúd.

Facebook / Humankind

Bryan Price, el director de la funeraria y el que ayudaba a organizar todas las formalidades, contactó al entrenador local de fútbol, Lyn Bankston, para ver si algunos de sus jugadores quería ayudar.

Bankston habló con Matthew Harrell, Brett Jurek, Justin Lawson, T.J. Homan, Christian Evans, y Lee Estay para ver si querían ayudar. Cada uno dijo que sí inmediatamente.

“Ellos saben el sacrificio que Mr. Hunter hizo y fue importante para ellos”, dijo Bankston, según Shared.com. 

En el día del funeral los seis jóvenes llegaron en sus uniformes de fútbol para llevar a Hunter a casa.

Realizaron sus deberes durante una ceremonia sombría y le dieron a Hunter la despedida que merecía.

El representante estadounidense, Ralph Abraham, elogió a los jóvenes por sus acciones y dijo: “Ellos no conocían a este hombre, pero sabían que cada veterano merece morir dignamente y ser honrado por los sacrificios que hizo en defensa de esta nación,” dijo Abraham: “Creo que las acciones de estos jóvenes dicen mucho sobre lo que es verdaderamente importante – el país, la comunidad, la familia y Dios”.

Qué historia tan linda. Ningún veterano debería jamás ser olvidado por los sacrificios que hizo. En cierto modo, ser llevado por una nueva generación es lindo apropiado y ciertamente bien merecido.

¡Comparte esta historia para rendirle homenaje a los veteranos de todo el mundo, y para honrar a estos jóvenes!

 

Leer más sobre