6 señales de advertencia de que tu hígado está lleno de toxinas

El hígado es uno de tus amigos más fieles y más trabajadores. Imagínate el hígado como un nuevo y eficaz sistema de depuración y eliminación de toxinas.

El hígado es uno de los órganos más importantes y más complicados del sistema humano – Por lo tanto no debes olvidarte de cuidarlo bien. Y ahora que sabes todo lo que hace el hígado por ti: seguro que no quieres ser desagradecido con tu amigo, ¿verdad?

¡Aquí hay 6 señales que debes tener en cuenta, para que sepas si el hígado está pidiendo ayuda!

1. Dolor alrededor del hígado

Shutterstock

Una sensación de dolor en el área superior y derecha del abdomen puede ser un signo de que el hígado tiene problemas. Por lo general, es un dolor lento pero a veces se puede volver bastante intenso.

Ten en cuenta que la función del hígado es desintoxicar y ayudar al cuerpo a filtrar los desechos, así como a facilitar que el cuerpo digiera la nutrición. Cuando el hígado se ve afectado por una enfermedad, no puede funcionar de manera efectiva y puede doler.

2. Hinchazón en el tobillos y en la cabeza

Flickr

Cuando dañas tu cuerpo, el pobre hígado intenta repararse a sí mismo a expensas de producirse cicatrices. Mientras más cicatrices existan, más difícil será que funcione bien. Los pies hinchados pueden ser un signo de cirrosis.

Esto puede afectar a ambas piernas, caderas o muslos. El efecto gravitatorio de la hinchazón suele ser más visible en la parte inferior del cuerpo. La buena noticia es que la hinchazón generalmente es indolora.

3. Subes de peso

Wikipedia

La grasa en el hígado es bastante común y generalmente inofensiva, pero a la larga puede provocar cirrosis y un mayor riesgo a padecer cáncer de hígado.

Lo que sucede es que el hígado no puede hacer frente a todos los tóxicos que entran (alcohol, edulcorantes artificiales, una dieta alta en grasas, algunos medicamentos, etc.). Las células del hígado convierten el alcohol o el azúcar en triglicéridos, un tipo de grasa.

Cuando se acumula demasiada grasa en las células, sus funciones se alteran. Lo único que el hígado puede hacer es almacenar las toxinas sin filtrar en las células de grasa, escribe United European Gastroenterology, UEG.

4. Picazón

PXhere

El hígado debe limpiar la sangre de deshechos y las toxinas deben separarse con la bilis que se vacían a través del intestino. Por diversas razones, este drenaje biliar puede bloquearse y el cuerpo no eliminará todas las toxinas.
El resultado puede ser una picazón incómoda en la piel. Puede picar terriblemente en las palmas de las manos y las plantas de los pies, y en el peor de los casos puede picar por todo el cuerpo. Hay pacientes que describen una picazón en el canal auditivo, en la nariz, o incluso detrás de los ojos.

5. Piel y ojos amarillentos

Wikipedia Commons

Cuando se desarrollan enfermedades agudas y crónicas en las células del hígado y en los conductos biliares, se puede acumular en la sangre una sustancia coloreada, llamada bilirrubina.

Esto hace que los ojos y la piel se vuelvan amarillentos (ictericia) y la orina se oscurezca.

6. Cansancio crónico

Flickr/SimonLaw

El síndrome de cansancio crónico se asemeja a una larga gripe.

El hígado contribuye en gran medida al suministro de energía en el cuerpo, pero si dañamos el hígado esto por lo general dará lugar a un cansancio continuado, escribe el hospital Karolinska 

Consejo extra: ¡Así reparas el hígado!

Si lo ves desde el lado positivo, el hígado es un órgano muy agradecido que se sana así mismo, aunque también tiene sus límites. Hay muchas cosas que puedes hacer para mantener el cuerpo saludable y en buenas condiciones. El ejercicio y el consumo moderado de alcohol es siempre bueno, pero también puedes comer algunas cosas que son buenas para el hígado.

Comida que favorece al hígado según el nutricionista Hermeet Suri:

  • Ajo (ayuda al hígado a activar enzimas que pueden “eliminar” sustancias tóxicas. También contiene altos niveles de alicina y selenio que ayudan a purificar el hígado)
  • Pomelo (contiene altos niveles de vitamina C que es un fuerte antioxidante)
  • Espinaca (tiene la capacidad de neutralizar metales pesados y pesticidas)
  • Cúrcuma (ayuda al cuerpo a descomponer la grasa y estimular la producción de bilis )
  • Nueces (ricas en glutatión y ácidos grasos omega 3, que ayudan al hígado en el proceso de purificación)

Recuerda que muchas de la enfermedades de hígado no tienen síntomas, y se descubren al hacerse un control con el médico de cabecera tras tener unos índices altos en los valores del hígado.

Por favor, comparte este artículo para que más personas puedan aprender a detectar los síntomas y las señales de advertencia del cuerpo a tiempo, ¡ así puedan aumentar las posibilidades de una vida y saludable!