Mujer con cáncer terminal salvada por un nuevo tratamiento innovador

No es ningún secreto que el cáncer destruye vidas todos los días. El diagnóstico puede ser desgarrador, los tratamientos, incluso exitosos, son rigurosos y agotadores, y al final del camino casi no hay certeza de que un paciente viva.

Los científicos y los investigadores continúan trabajando obstinadamente para encontrar la “cura” milagrosa para el cáncer, aunque una solución que funcione de la misma manera en todas las formas de la enfermedad es todavía difícil de encontrar.

En los últimos años, más personas han recurrido a los remedios naturales para combatir la temida enfermedad, alejándose de la quimioterapia y la radioterapia y en su lugar abrazando los cambios en la dieta y similares.

Varios ejemplos de historias con éxito vienen a mi cabeza, aunque todavía queda lejos decir que éste es el camino definitivo.

Judy Perkins estuvo a punto de recibir una sentencia de muerte en el año 2013: le diagnosticaron un cáncer en etapa cuatro al estar muy extendido por todo su cuerpo. Habiendo aceptado que el final amargo estaba cerca, Judy buscó un tratamiento experimental … el resto, podríamos decir que es literalmente historia.

En 2003, Judy se operó de una mastectomía y le extirparon los ganglios linfáticos. Sin embargo, apenas 10 años después, le encontraron otro bulto, y esta vez su cáncer estaba en la etapa cuatro.

Inmediatamente se sometió a quimioterapia y a tratamientos hormonales, pero el cáncer continuó extendiéndose. En dos años se había extendido al pecho y al hígado, y su pronóstico era muy grave.

“Me di cuenta de que iba a morir, así lo pensaba. Me sentí mal por mi familia, pero estaba agradecida por la vida que había tenido”, dijo Judy a Liftable.

LAND!! Short break in Tavernier before paddling north to Key Largo. Yes, Bob bought me a Diet Coke.

Posted by Judy Perkins on Tuesday, 14 March 2017

Habiéndose resignado a la idea de que sus días estaban contados, Judy optó por una ruta más experimental. Y entonces se encontró con la investigación del Dr. Steven Rosenburg. El Dr. Rosenburg es especialista en inmunología y trabaja con el Centro para la Investigación del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer.

Su trabajo gira en torno a la teoría de que el propio sistema inmunológico del paciente puede mejorarse para luchar de manera más optima contra las células cancerosas.

Él explica: “El cuerpo tiene cientos de miles de millones de linfocitos y, según nuestra hipótesis, en algún lugar del cuerpo de un paciente con cáncer, hay linfocitos que podrían reconocer qué es lo diferente con el cáncer.”

“Fue esa hipótesis, fue ese sueño, lo que nos llevó a tratar de identificar las células reales que estaban atacando el cáncer y usarlas para desarrollar un tratamiento contra el cáncer”.

YouTube

Después de realizar muchos ensayos clínicos, el Dr. Rosenburg descubrió que una célula específica llamada célula T era efectiva para combatir ciertas células cancerosas, siempre que éstas no fueran superiores en número.

Con este último descubrimiento en mente, comenzó a extraer las células T de los enfermos de cáncer y las multiplicó, convirtiéndolas efectivamente en ejércitos de células que combatían el cáncer. Luego estas células volverían a insertarse en el sistema del paciente…

Cuando Judy Perkins y Dr. Rosenburg se encontraron, éste fue el tratamiento que el doctor le ofreció.

Y milagrosamente, Judy comenzó a notar una diferencia.

“Creo que habían pasado 10 días desde que me inyectaron las células, y ya podía sentir como el tumor empezaba a ablandarse”. Y entonces pensaba, ‘ohhh, esto está realmente funcionando'”.

YouTube

Ahora, dos años y medio después del tratamiento con células T, Judy no tiene cáncer. El propio Dr. Rosenburg cree que el tratamiento todavía sigue funcionando dentro de su cuerpo.

“Hay una gran cantidad de células que le administramos hace dos años y medio y que están circulando en su cuerpo. Este es solo un tratamiento que es necesario porque las células están vivas. Son parte de Judy. Ellas son Judy Perkins”, comenta el Dr. Rosenburg.

Aunque este tipo de inmunoterapia está todavía en una etapa inicial, podría ser un paso innovador en la lucha contra una enfermedad que ha sido uno de los enemigos más obstinados de la humanidad.

Para más información sobre los tratamientos del Dr. Rosenburg, mira el siguiente video:

Es fantástico saber que Judy se ha curado de su cáncer y emocionante conocer que haya sido un tratamiento experimental el que le salvó la vida. Todavía queda un largo camino por recorrer en la lucha contra esta terrible enfermedad, pero con gente como el Dr. Rosenburg trabajando mucho es solo cuestión de tiempo que encontremos la cura definitiva.

¿La historia de Judy te ha dado esperanzas?  Dale a me gusta y comparte el artículo para mostrar a todos los pacientes de cáncer que no están solos en su lucha.