Papá con sobrepeso necesita 2 sillas en avión: Decide transformar su cuerpo

Cuando Tony Bussey de Alberta, Canadá, fue evacuado del incendio forestal de Fort McMurray en 2016, era tan grande que ocupaba dos asientos de avión.

Para el padre de 270 kg de peso, esa fue la llamada de atención que necesitaba para comenzar una transformación que iría más allá de sorprender a los más cercanos: sorprendería a gente de todo el mundo.

Tras de ser colocado directamente al frente de la fila en el aeropuerto durante la evacuación, Tony recibió dos asientos en él, lo que impidió que alguien se quedara en tierra porque no podían acomodarse en la silla a su lado. Eso fue definitivo para Tony. Se hizo una promesa a sí mismo y se mantuvo fiel a su propósito.

El momento de vergüenza de Tony pudo haber sido el punto de inflexión, pero no era la primera vez que su peso le causaba problemas. En ese punto, estaba tan obeso que luchaba todos los días para hacer cosas tan simples como ponerse los calcetines y caminar hasta su automóvil.

Aun así, él asume que la revelación se produjo el día que se vio obligado a evacuar su casa y abordar un avión lejos del incendio que causó tanta devastación.

Le dijo a CBC News: “Seguí pensando, ‘Aquí está: la esposa de alguien, el marido de alguien, el miembro de la familia de alguien está esperando que su mamá o papá o sus seres queridos vuelvan a casa, y sus seres queridos tienen que esperar más tiempo porque yo ‘estoy demasiado gordo para sentarme al lado’. Eso tuvo un profundo efecto en mí “.

Flickr / Gila National Forest

Inmediatamente después de la evacuación Tony comenzó su transformación. En su primera noche en el hotel temporal en el que se hospedaba, le quitó la piel al pollo y reemplazó las papas fritas por verduras. El cambio había comenzado.

“Al ver que la gente tenía que esperar porque yo estaba demasiado gordo para sentarme al lado, eso fue todo para mí”, dijo.

Poco después, empezó a caminar cada día. Cada día incrementaba la distancia que cubría, además de cuidar lo que ponía en su boca, Tony fue perdiendo kilos.

Él mismo lo explica mejor cuando dice: “Apenas podía caminar hasta mi automóvil. Apenas cabía en mi automóvil”.

¿Y ahora? Ahora, Tony planea correr un maratón. En dos años, ha hecho un cambio increíble.

Tan solo mira estas fotos:

Facebook / Tony Bussey

 

Facebook / Tony Bussey

 

Facebook / Tony Bussey

En la anterior foto puede verse a Tony cuando estaba más pesado. Luego se puso a trabajar. ¿El resultado?

Solo mira estas fotos:

Facebook / Tony Bussey
Facebook / Tony Bussey

Y ahora mira estas:

Facebook / Tony Bussey

¡Literalmente guau! Como se mencionó anteriormente, el próximo objetivo de Tony es correr una maratón. Él le da crédito al fuego por haberle salvado la vida: “El fuego, por toda la destrucción, y por todo el infierno que causó … me salvó la vida”.

También está tratando por deshacerse de los 9 a 10 kg de piel sobrante que tiene para completar su transformación.

¡Felicidades Tony! Él es la prueba viviente de los cambios que puede realizar en su propio cuerpo, o incluso en cualquier aspecto de su vida, si te aplicas y te mantienes dedicado.

¡Comparte esta historia si te sorprendió la diferencia en las fotos de Tony! Ayudemos a difundir la palabra y mostrar a todos que este tipo de cosas se pueden lograr.