Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Esta técnica inesperada puede hacerte dormir en menos de 1 minuto

Estás despierta y sabiendo que las horas avanzan. No importa lo que hagas, no te sientes cansada. 

Mucha gente pasa noches como esta y varios de nosotros hemos probado trucos para lograr adentrarnos en el maravilloso mundo de los sueños con mayor o menor éxito.

Pero si lo has intentado de todo y ni siquiera miraste tu móvil o tableta antes de dormir... ¿Qué más puedes hacer?

Bien, estoy muy contenta de contarles de que encontré algo llamado la respiración "4-7-8".

Esta técnica a mí me fue muy bien y espero que pueda aayudarte a dormir más rápido a ti también.

El truco

En realidad es muy simple.

Tan sólo respira a través de tu nariz suavemente durante cuatro segundos, mantén el aire durante siete segundos, y luego exhala a través de tu boca durante ocho segundos haciendo ruido. Eso es todo, luego repite esto tres veces más.

Shutterstock

Esta forma de respirar tiene un efecto químico en el cerebro que reduce la presión sanguínea y hace que la gente se duerma al instante. 

Esto me funcionó a la primera. Estaba tan cansada que apenas pude contar hasta ocho al exhalar.

Las técnicas de respiración como esta, que proceden de prácticas como el yoga o la meditación, han sido aplicadas en Asia durante siglos, pero nunca han sido populares en occidente. Uno de los grandes impulsores de este método, sin embargo, es el investigador educado en Harvard, Andrew Weil.

En su estudio sobre el método, el Dr. Weil escribe que la gente que está estresada o nerviosa no respira correctamente. De hecho, respiran superficialmente e incluso a veces contienen la respiración sin ser consciente de ello.

Shutterstock

Inhalar durante cuatro segundos obliga a tu cerebro a absorber más oxígeno. Contener tu respiración durante siete segundos permite que el oxígeno llegue al cuerpo y afecta al flujo sanguíneo. Y exhalar durante ocho segundos expulsa el dióxido de carbono de los pulmones. 

Esta técnica reduce el ritmo cardíaco efectivamente e incrementa la cantidad de oxígeno en sangre. Incluso puede hacerte sentir con más energía, lo que es parte de este efecto calmante. 

Según el Dr. Andrew Weil, la gente debería practicar esta técnica dos veces al día, pero por supuesto es difícil mantener la rutina…

¡Conmigo funcionó! Por eso quiero compartirlo contigo. ¡Por favor, difunde esta técnica con todos tus conocidos para que puedan decirle adiós al insomnio!

 
 

Leer más sobre