Abuela entra y pregunta por el perro más viejo que nadie quiere – ahora mira quiénes salen

Todos los perros no tienen la misma suerte en esta vida. Muchos viven en hogares amorosos desde pequeños y se vuelven miembros de la familia.

Otros no tienen la misma suerte de vivir en casas amorosas.

Yo creo que más o menos fue así que esta fantástica mujer pensó cuando entró a un refugio de animales para perros sin dueños. Melani Andrews tiene hijos y nietos así que ha recibido muhco amor en su vida. 

Ahora ella quería compartir ese amor con un amigo peludo que no había tenido la misma suerte. Por eso entró a City of Sacramentoäs Front Street Animal Shelter e hizo una pregunta.

Ella quería adoptar al perro más viejo – y al que nadie quería adoptar. 

– Esta amable señora entró a nuestro refugio de animales y preguntó por el perro mayor y más difícil de adoptar, escribe el refugio en su página de Facebook.

 

Pero aunque Melani quería ayudarle a un perro viejo, ella estaba en una situación parecia. Según The Dodo la abuela de 72 años había perdido a su pareja. Además su perrito que le había ayudado en este difícil tiempo también había muerto. 

Ella se sentía sola. 

– Estaba triste y me sentía un poco deprimida. Mis nietos me visitaron una noche y dijeron: Abuela, tú necesitas a alguien que te acompañe. Tú no puedes estar aqui sola, le dice ella a The Dodo.  

La respuetsa fue Jake. 

© Melani Andrews

Precisamente como Melani, Jake había estado solo  durante un tiempo. Cuando Melani preguntó por el perro más viejo le presentaron a Jack. Jack había vivido ahí por un buen tiempo. Él era jubilado, había tenido  ocáncer y problemas de piel. Y Melani decidió directamente adoptarlo. 

– Melani no nos visitó para encontrar a un perro joven y sano, ella nos visitó porque quería salvar una vida y quería darle amor infinito a un perro, escribe el refugio en su página de Facebook. 

El perro, de 12 años, se fue con Melani a la casa. Melaní no se preocupaba por los costos del veterianrio, ni en el cáncer de piel de Jake. Tampoco le importaba que era sordo o que  tenía mala vista.

Ella quería cuidar a un animal que necesitaba ayuda. Lo quería llenar de amor. 

Ahora Jake está cómodo en su nueva casa, ¡miren lo cómodo que está!

melani2
© Melani Andrews

– Jake tenía dos amigos en el refugio pero me ignoraban. Pero Jake miró hacia arriba y empezó a ladrar. Entonces yo dijé, “perece como si se quiere ir, yo me lo llevo”.

– Todos los días me río un poco. Ahora no estoy tan sola. Yo creo que Jake sabe que lo amo ya que av veces se me acerca y me pide que lo sobe detráas de la oreja. Y también me huele. Un perro que no sabe si es amado no hace de esas cosas. 

Me pone muy contenta saber que que estos dos parecen haberse salvado la vida. Esto definitivamente es una muestra de cuánto una mascota puede significar para una persona. 

¡Ahora compartimos esto para rendirle homanje a esta buena mujer y a su lindo perrito!

La Blibia de los Animales y Newsner estamos siempre de parte de los animales. Pon un 'me gusta' si tú también lo estás.