Bebé osos disparado y matado por autoridades después de que ”se volviera muy amable con los humanos”

Solo cuando uno pensaba que el mundo no podía convertirse en un lugar más oscuro, ocurre lo contrario.

Un oso bebé fue matado por las autoridades después de que se hizo muy amiguero de los humanos y empezó a comer la comida que dejaban los turistas.

Según reportes, la policía fue alertada antes este mes después de recibir llamadas sobre que el osito estaba posando para selfies con los visitantes de Scoggins Valley Park, en Oregon, Estados Unidos.

Fuente de foto: Pixabay (No es el oso de la historia)

Fue el 4 de junio que funcionarios de Oregon Department of Fish y Washington County Sheriff’s Office inicialmente empezaron a recibir llamadas sobre el oso que estaba interactuando con los turistas. La semana pasa decidieron “resolver” el problema, ya que personas habían empezado a dejar comida para el oso.

El oso, que pesaba unos 45 kilos, aparentemente atrajo a grandes multitudes de personas al área de botes del parque el martes 11 de junio, por lo que el departamento del sheriff intentó llevar al animal a un lugar más remoto.

Twittearon en ese momento: “Los oficiales están trabajando para que esta cría de oso cerca del Lago Hagg regrese al bosque … por favor, manténgase alejado del área cerca de la Rampa del Barco A”.

OregonLive reporta que la operación había sido exitosa, y que el oso ya no estaba por el agua. Desafortunadamente regresó al otro día, así que tomaron otras medidas.

El bebé oso fue disparado y matado después del segundo encuentro, con informes que afirman que no se escapó cuando los funcionarios se acercaron a él.

Kurt License, un biólogo de las autoridades, intentó atraer al oso a una trampa, con el objetivo de reubicarlo una vez más. Trágicamente, las cosas no salieron según lo planeado, y desde entonces Licencie ha advertido a los turistas sobre los peligros asociados con la alimentación de animales salvajes.

“Este es un ejemplo clásico de por qué imploramos a los miembros del público que no alimenten a los osos”, dijo.

“Mientras que los individuos que ponen comida para este oso pueden haber tenido buenas intenciones, los osos nunca deben ser alimentados”.

“Estaba muy claro que el animal estaba demasiado habituado. Con esa información, era un riesgo de salud y  seguridad, y tuvimos que eliminarlo”.

Según oficiales, los animales salvajes que se han acostumbrado demasiado a los humanos, y que comen lo que dejan atrás, representan una amenaza mayor si se reubican. Como resultado, a menudo deben matarse para evitar la posibilidad de un ataque en el futuro.

No sé tú,  pero yo estoy muy preocupada por el mundo en el que estamos viviendo. Este osito era completamente inocente y no había hecho nada malo, solo comía lo que la gente le daba y pasaba su tiempo buscando más comida.

¿Cuándo dejaremos de destruir el planeta y de matar a esas increíbles criaturas con las que lo compartimos?

¡Por favor, comparte esto para demostrar que estás en contra de la ejecución de animales!