Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Este gato no es muy querido. Pero al mismo tiempo… ¡No puedo parar de reír!

Que los gatos hacen más o menos lo que quieren no es ninguna novedad. Pero luego hay unos que ya pertenecen en otro nivel. Como por ejemplo este gato. Es tan malo con su dueño, pero toda la situación se vuelve muy divertida. Me río, y me río un poco más.    

Publicado por Newsner, danos like si te gusta:

Publicado por Newsner, danos like si te gusta:

 

Leer más sobre