Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Los conductores son testigos de una escena única cuando ven que algo intenta cruzar la calle

Seguro que conoces la sensación. Vas conduciendo, en la distancia ves que alguien va a curzar la calle y reduces la velocidad. 

Esto fue justo lo que vieron unos conductores en la ciudad americana de Mason County, en Washington, pero a diferencia de otras muchas ocasiones, esta vez no se trataba de una persona, u otro animal que suelen andar por los caminos, como perros o gatos. 

Los pequeños que querían cruzar eran algo muy diferente. Y las personas que circulaban con sus vehículos por allí, tuvieron que frotarse los ojos varias veces para creer lo que veían y no perderser el instante único.  

La carretera en cuestión transcurre a lo largo del río Skokomish, donde el exceso de agua cada año tiende a acumularse en los charcos de la carretera y los campos de la zona.  

Cuando el nivel de agua sube, pueden llegar a invadir las carreteras… sí, ya puedes imaginar de lo que estamos hablando. 

Los conductores que pasaban en ese momento por esa carretera se encontraron en su camino con un banco de salmones cruzando la calle, protagonizando una escena tan divertida como inesperada que no pudieron evitar grabar. 

El vídeo, publicado en Youtube hace unos meses, ha tenido mucho éxito y ha sido visto alrededor de 1 millón de veces, un nuevo ejemplo asombroso de la fuerza de la naturaleza. 

¡Abajo puedes ver el momento único y compartirlo con tus amigos!