Perro es llevado a refugio para ser sacrificado ”porque no juega” – el veterinario lo mira de cerca y ve la verdad

A veces, por diferentes motivos o circunstancias, algunos dueños de perros no pueden seguir haciéndose cargo de sus mascotas.

Pero aunque nunca hay una “perfecta” razón para dejar un perrito, algunos motivos pueden ser más comprensibles que otros. Por ejemplo, si el dueño es muy mayor, o está enfermo, y ya no puede hacer cargo del animal.

Pero, lamentablemente, hay ocasiones en las que algunos perros son abandonados, vendidos, o cosas peores, por razones que yo no puedo comprender. He oído de varios casos, pero hay uno que hace que me hierva la sangre especialmente. Es el caso de un cachorro que fue llevado a una perrera para ser sacrificado.

¿La razón? “Que no jugaba”.

El perrito en cuestión, llamado Simba, fue llevado a un refugio de aniamles. Sus dueños explicaron que la razón era “que no jugaba”.

Obviamente, en el refugio no estaban dispuestos a sacrificar un perro sin una evaluación adecuada, así que los veterinarios lo examinaron para ver si podían descubrir la causa de su letargo.

YouTube/SidewalkSpecials

Un primer examen les hizo ver que no era solo que Simba no quisiera jugar, es que Simba estaba muy enfermo.

Las pruebas revelaron que al perrito le había picado una garrapata y le había transmitidos unas fiebres peligrosas. Simba tenía un 50 por ciento de posibilidades de no sobrevivir.

YouTube/SidewalkSpecials

Afortunadamente, su enfermedad fue cogida a tiempo, y el personal de Vet Point pudo tratarlo con éxito a tiempo.

Simba fue trasladado después a una familia de acogida, donde se pudo recuperar y en un entorno agradable. En esa casa había ya un perro mayor que se hizo cargo de cuidar a Simba.

YouTube/SidewalkSpecials

Ahora Simba se encuentra perfectamente ¡y además ha sido adoptado! Simba ha encontrado un nuevo hogar para siempre. Pasados han quedado los días en los que “no quería jugar”, ahora no puede parar de jugar en el jardín de su nuevo hogar con sus nuevos hermanitos.

Aquí puedes ver su increíble transformación:

¿Qué tipo de persona inhumana puede dejar un perro en un perrera para sacrificarlo porque no quiere jugar?

Afortunadamente sigue habiendo gente en el mundo dispuesta a trabajar por estos pequeños rechazados, como el personal de Vet Point, sin ellos, quién sabe lo que hubiese sido del pobre Simba. 

Si piensas que todos los perros se merecen una segunda oportunidad, ¡comparte este artículo!