Perro muerde a la madre en la mano y ella amenaza con darlo, entonces descubre la verdad tras el mordisco

¿Tus hijos te han pedido alguna vez tener un perro? No estás sola o solo.

Parece que el mayor deseo de muchos niños es tener un perro o un gato.

Pero aunque son monísimas, las mascotas requieren mucho tiempo, atención e incluso dinero, sobre todo conforme van creciendo y dejan de ser tan tiernos cachorros.

Esto puede ser un problema para muchas familias que no piensan en todo lo que conlleva tener una mascota cuando deciden incorporarla a la familia.

Hoy quiero contaros la historia del perro Patch, una historia realmente única.

perro
Fuente: Youtube

Andrew y Clara Davis desean tener un perro más que nada en el mundo, pero sus padres, Nola y Richard, no lo tenían tan claro.

Después de pensárselo, Nola y Richard decidieron sorprender a sus hijos con un precioso cachorro.

Como les ocurre a muchas otras personas, no pensaron en la raza del perro que traían a casa, y Patch creció y creció.

Al final Nola y Richard vieron que Patch ya no “cabía” en casa y decidieron que lo mejor era deshacerse de él, escribe San Fransisco Globe.

Los niños, como es lógico, estaban destrozados, así que su mamá, Nola, decidió darle una última oportunidad por unos días más.

Y esa decisión resultó ser mucho más importante de lo que Nola nunca pudo imaginar.

A la tarde siguiente, Nola estaba dándose un baño cuando Patch de repente entró como un elefante en una cacharrería.

Fuente: Youtube

El perro puso su enorme hocico en la muñeca de su dueña y ella se asustó.

Salió de la bañera para echar la perro fuera de la habitación y cuando abrió la puerta vio que el vestíbulo estaba lleno de humo.

Como hubiera hecho el mismísimo Lassie, Patch llevó a Nola fuera de la casa, que ya estaba en llamas, donde estaba ya el resto de la familia.

Cuando se reunió con el resto de la familia, Nola recordó que las llaves del coche estaban aún en la casa. Intentó volver a entrar en la casa pero Patch se lo impidió bloqueando la puerta y obligándola a volver sobre sus pasos.

Segundos después, la casa explotó.

Patch no había salvado la vida de Nola una vez sino dos. ¡Impresionante!

Eternamente agradecida a Patch, la familia se mudó a una casa más grande en la que Patch pudiese seguir viviendo con ellos.

Tras lo ocurrido, Patch recibió el premio de héroes que otorga la Cruz Roja americana.

Comparte para difundir esta preciosa historia que demuestra que el perro es, sin duda, el mejor amigo del hombre.