Marine veterano recibe una anticipada sorpresa en Navidad y se viene abajo

Hace tres años, Peter Coukoulis regresó a su hogar en Florida tras finalizar varios años de servicio en el Cuerpo de Marines.

Al igual que muchos soldados que regresan, Peter tuvo problemas para adaptarse a la vida civil y sufrió un trastorno de estrés postraumático (TEPT).

El joven de 26 años se aisló de su familia, tenía paranoias, problemas para dormir y padecía episodios de arrebatos injustificados.

La madre de Peter, Dena, observaba con horror cómo su hijo luchaba por hacer frente a la miseria y al trauma de la guerra, pero entonces se le ocurrió un plan brillante.

Sabiendo que los perros pueden ayudar a los soldados a superar su estrés postraumático, ella le compró en secreto a Peter un cachorro de beagle.

Unas semanas antes de la Navidad, la familia se reunió alrededor de la mesa de la cocina y le entregó a Peter una gran caja  envuelta con un gran lazo rojo.

Y el momento en que Peter abrió el paquete y vio los ojos del cachorro, se emocionó profundamente. Desde ese preciso instante, supo que su vida iba a cambiar para mejor.

“El cachorro ya ha cambiado la vida de Peter; lo ha hecho feliz después de tres años muy difíciles”, dijo Dena a la Agencia de Noticias Caters.

¿No es maravilloso ver como un animal puede darnos tanta alegría a los humanos?

Estoy seguro de que Peter y su nuevo cachorro crearán un vínculo sólido y espero que esta amistad ayude a este veterano a recuperar su vida.

¡Comparte este vídeo en Facebook con tus amigos para que tengan la oportunidad de ver una sorpresa maravillosa!