Acosadores en la escuela dejan a niño con fractura de cráneo y graves lesiones cerebrales

Un niño de 16 años de Elko, Nevada, ha sufrido graves lesiones en la cabeza a causa del bullying, según los medios.

Neo Hobs fue atormentado y maltratado durante varios meses antes de sufrir el ataque el 17 de enero y tenía miedo de ir a la escuela.

El niño tuvo que ser ingresado en el hospital con graves heridas y se quedó en coma por culpa de un trauma cerebral. El responsable o responsables no han sido identificados todavía, pero parece que la escuela en cuestión está haciendo todo lo posible para minimizar el incidente…

Un niño de 16 años de Elko, Nevada, ha sufrido graves lesiones en la cabeza a causa del bullying, según los medios.

Neo Hobs fue atormentado y maltratado durante varios meses antes de sufrir el ataque el 17 de enero y le había dado miedo ir a la escuela.

El niño tuvo que ser ingresado en el hospital con graves heridas y se quedó en coma por culpa de un trauma cerebral.

El/los responsables no han sido identificados todavía, pero parece que la escuela en cuestión está haciendo todo lo posible para minimizar el incidente…

Shutterstock

Según Fox13, la familia de Neo está obviamente destrozada. Ellos insisten en que el acosador que estuvo maltratando a su hijo durante meses, estaba detrás del ataque.

La escuela local de Elko, mientras tanto, confirmó que hubo un incidente en la escuela secundaria , pero afirma que fue una confrontación entre dos estudiantes y que solo hubo golpes y una desagradable caída.

Shutterstock

Cuestionable

Sus médicos, sin embargo, han puesto en evidencia estos comentarios ya que debido a la extensión de las graves lesiones de Neo, “éste tuvo que haber sido golpeado con algo”.

Hay un cráneo muy fracturado, sangre y moratones en la cabeza. Su madre dijo: “Envías a los niños al colegio y no deberías estar preocupada por si les pasa algo en la escuela. Sobre todo algo como lo que ha ocurrido”.

GoFundMe / Neo Hobs

Por ahora, habrá que esperar a ver lo que Neo puede recordar, una vez recupere su actividad funcional completa. En este momento está recibiendo tratamiento en el hospital infantil de Salt Lake City, pero se enfrenta a un largo camino hacia la recuperación.

Tratando de reconstruir el incidente, la madre ha comentado que su hijo siempre se quejaba del acoso que estaba sufriendo en el colegio.

“El niño siempre se estaba metiendo con él” y ella le dijo a Neo “pues ignóralo”. Y él dijo: “lo hago mamá. Hago lo que puedo”.

Pasarán muchos meses antes de que la familia de Neo pueda llevárselo a casa, y todos tendrán mucho que  hacer para su rehabilitación.

“Tendrá que recibir mucha terapia física. Tiene que aprender a caminar, hablar, lavarse los dientes y alimentarse. Tiene que aprender todo eso otra vez”, dijo su madre.

El marzo la familia compartió un mensaje en su página de Facebook contando que Neo estaba menor y se estaba recuperando.

La familia ha creado una página GoFundMe para solicitar ayuda económica y poder pagar todos los gastos médicos. La puedes encontrar aquí .

El acoso no tiene cabida en ese mundo, ¡sobre todo si ello supone gente ingresada en el hospital!

Deseamos que Neo se recupere lo más pronto posible, y pedimos para que algo así no vuelva a ocurrir.

¡Comparte este artículo si estás en contra de todo tipo de bullying y acoso!