Adicta a la heroína le dan 12 meses de vida, un año después lleva 12 meses limpia

Durante casi la mitad de su vida Caroline Best se pasó la mayor parte del tiempo dentro y fuera de la prisión. Tenía la costumbre de robar en tiendas para financiar su adicción a la cocaína y la heroína.

Según West Midlands Police, en agosto del 2018 le dijeron a Carolina que tan solo le quedaba un año de vida. Como resultado de su adicción, su corazón comenzó a fallar y la única forma de solucionarlo, una cirugía, era imposible dada la condición en la que se encontraba.

PC Stuart Toogood se acercó a Caroline y le ofreció ayudarla a recuperar su vida.

Entró en un programa de rehabilitación seguido de un programa intensivo y actualmente vive en una casa de abstinencia. El 27 de agosto celebró que llevaba 12 meses limpia.

A prolific thief has turned her life around with the help of a neighbourhood officer after being told she had just 12…

Gepostet von West Midlands Police am Dienstag, 27. August 2019

“Gracias a Stuart Toogood, ahora soy un miembro activo de la sociedad y yo estoy totalmente agradecida por ayudarme a hacer algo que no podría hacer por mi misma”, dijo según la declaración emitida por la policía de West Midlands.

Desde que comenzó su viaje hacia la recuperación, Caroline ha trabajado junto a PC Toogood para ofrecer el mismo tipo de ayuda que recibió a otros delincuentes.

Desde hace un año, Caroline ha permanecido sobria y fuera de prisión.

Caroline no es la única que se ha visto beneficiada por el programa policial

“Nuestro programa de rehabilitación para delincuentes ha sacado con éxito a nueve delincuentes prolíficos en rehabilitación”, comentó PC Toogood.

Aquellos que completaron el programa bien obtuvieron un empleo a tiempo completo, ofrecieron voluntariamente su tiempo para organizaciones o se inscribieron en programas de educación continua.

Actualmente cuatro personas se encuentran en tratamiento y hay varias más que están siendo evaluadas para su colocación en rehabilitación.

PC Toogood señaló que la comunidad se ha beneficiado de este programa único. No solo las personas están mejorando sus vidas, sino que la comunidad ha visto una disminución en la delincuencia.

En cuanto a Caroline, ya no necesita cirugía en su corazón porque debido a su cambio drástico en el estilo de vida, la válvula se reparó sola.

“Soy una prueba evidente de que nos podemos recuperar”.

¡Felicidades a Carolina por su duro trabajo!

Supone mucho esfuerzo poder dar un giro drástico a tu vida en tan poco tiempo.