Bebé de 6 meses contrae herpes por un inocente beso, mamá pide precaución

Cuando hay un recién nacido en una habitación, quién puede resistirse a darle un abrazo, tomarle en brazos o darle un rápido beso. Para aquellos de nosotros que ya tenemos a nuestros bebés crecidos, un recién nacido nos trae lindos recuerdos.

Pero una madre desconsolada está advirtiendo a los padres que dejen de besar a sus hijos después de la tragedia que vivió su familia.

Oarlah tan solo tenía seis meses cuando tuvo que ser ingresada de urgencia con el temor de que se pudiera quedar ciega.

Su madre, Hollie Cruickshanks, ahora advierte del peligro de besar a los recién nacidos después de que su bebé contrajera el virus Herpes.

La mayor parte del cuerpo de la pequeña Oarlah estaba cubierto de llagas y manchas rojas terribles y se temía que pudiera quedarse ciega.

“”Cuando vi aquello, me quedé horrorizada. Sabía que se podía quedar ciega por esta razón. El pensamiento de que pudiera perder la vista me dejó destrozada”, dijo la madre Hollie, según el periódico británico The Sun.

“El solo pensamiento de que ella pudiera perder la visión era devastador”.

Photo of 6-month-old baby who contracted herpes highlights dangers of kissing babiesAn alarming story carried by The…

Gepostet von TODLO am Donnerstag, 5. März 2020

Las manchas habían entrado en su ojo izquierdo y se había hinchado. Los médicos trataron de reducir la hinchazón y así salvar su vista. Afortunadamente, después de 24 horas, la inflamación se redujo.

El herpes es un virus que produce heridas contagiosas, y muchas personas pueden ser portadoras aunque no muestren síntomas.

Hollie dijo: “Estaba horrorizada. La gente pensaba que estaba paranoica cuando dije que no quería que nadie besara a Oarlah, pero había visto lo que podía pasar”.

Oarlah contracted the virus despite mum Hollie imposing a kissing ban after her birth
Hollie Cruickshanks

“Yo no pude resistirme y la besé en la frente al nacer pero luego prohibí a todos los que la visitaban, que la besaran.

“Traté de protegerla pero aun así se contagió con este terrible virus, sin embargo los doctores nos informaron de que se pudo transmitir también con las manos”.

Hollie nos cuenta que Oarlah, ahora con 15 meses, está completamente recuperada. Sin embargo todavía no deja que nadie la bese.

Oarlah (pictured now) was rushed to hospital aged just six months over fears she could go blind
Hollie Cruickshanks/The Sun

Aunque las muertes infantiles por herpes son raras, es importante tomar todas las precauciones cuando se está cerca de los más pequeños, los más vulnerables a las enfermedades.

Siempre debemos lavarnos las manos, incluso si solo vas a sostener a un bebé por un momento. Podría ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Por favor, advierte a los demás; todos los padres deberían conocer estas señales de advertencia y llevar a sus bebés al hospital de inmediato al mínimo síntoma.