Bebé nacida tres meses antes pasa sus primeras semanas de vida en una bolsa de sandwich

Imagina experimentar la maravillosa y genuina alegría al descubrir que estás embarazada y luego planificar todas las cosas que uno normalmente planea cuando espera una nueva vida. Ahora imagínate  que te encuentras en una situación en la que te dicen que tu bebé podría no sobrevivir a la primera hora de vida.

Es una verdadera pesadilla para cualquier madre o padre, y me solidarizo con todos los padres que hayan experimentado esto.

Sharon Grant es una de esas madres. Ella dio a luz a su hija mediante una cesárea de emergencia, en el hospital de Derriford, Plymouth, en Inglaterra. Sharon se encontraba en ese momento solamente en la semana 28 de su embarazo.

La bebé, quien recibió el nombre de Pixie, pesaba solamente 499 gramos. Había dejado de crecer en el útero debido a complicaciones con el cordón umbilical y la placenta…

Posted by planet kidz on Wednesday, 21 October 2015

Los médicos se mostraron muy escépticos sobre la supervivencia de Pixie durante la primera hora, y se lo dijeron a Sharon.

Pixie fue llevada a cuidados intensivos, donde los médicos hicieron todo lo posible por mantenerla con vida. No era más grande que la mano de su madre, pesaba menos que una bolsa de azúcar y estaba extremadamente delicada.

Posted by real fix on Sunday, 26 June 2016

Parece ser que los médicos no tenían equipos lo suficientemente pequeños como para mantener caliente a Pixie, hasta que uno de ellos tuvo una idea brillante.

En principio podía parecer bastante extraño, pero nadie sugería nada mejor para conseguir mantener a la bebé con la temperatura corporal correcta.

Bolsa de sandwich

Pixie fue colocada en una pequeña bolsa de plástico con cierre hermético de un supermercado y luego fue llevada de inmediato al departamento de cuidados intensivos neonatales.

Este método puede sonar extraño, incluso peligroso, pero de hecho se había utilizado anteriormente.

Según the New York Times, la piel de estos bebés prematuros libera líquidos demasiado rápido. Envolverlos en una bolsa de plástico o en papel de aluminio puede calentarlos mejor que una manta normal.

After 3 months in an incubator, @Derriford_Hosp allowed baby Pixie home: http://alturl.com/2gzaa. Born 10 weeks early &…

Posted by Liskeardprayers on Thursday, 5 November 2015

Uno de los médicos del hospital confirmó que no es raro colocar a los bebés prematuros en bolsas de plástico si tienen dificultades para regular su temperatura.

Según the Telegraph, Sharon dijo: “Era tan extraño verla envuelta en una bolsa de plástico, debió de ser lo que el quirófano tenía en ese momento”.

Posted by planet kidz on Wednesday, 21 October 2015

Sharon obviamente temía por su hija recién nacida, pero también tenía la esperanza de saber que los doctores que la cuidaban estaban altamente capacitados.

Durante 18 largos días, no pudo sostener a su hija porque hacerlo podría suponer que perdiera aún más peso. Para Pixie, eso podría haber significado perder la vida.

Posted by planet kidz on Wednesday, 21 October 2015

Sin embargo, la niña mostró un verdadero espíritu de lucha y hoy en día se encuentra sana y salva. Tres años más tarde, está creciendo y se está convirtiendo en una niña risueña. Aunque todavía es más pequeña que otros niños de su edad y tiene que visitar el hospital con regularidad, lo está haciendo increíblemente bien considerando las grandes dificultades iniciales.

¡Qué gran ejemplo de que el mejor método no siempre es el más caro!

Los médicos consiguieron salvar la vida de la pequeña Pixie con solo una bolsa de plástico del supermercado. Increíble.

Comparte esta historia para rendir homenaje a los increíbles doctores que sacaron adelante a Pixie, y a las enfermeras y doctores que trabajan sin descanso día y noche.