Bebé “sin vida” abre los ojos momentos antes de que lo retiren del soporte vital

Aunque es cierto, el mundo puede ser un lugar oscuro y lúgubre, uno donde la tristeza y el dolor siempre son elementos básicos, también es la plataforma sobre la que nacen los milagros.

Según las fuentes, un bebé nacido casi sin vida y morado despertó justo momentos antes de que se le retirara el soporte vital.

Oscar Bedford vino al mundo inconsciente, según Leicester Mercury, y no mostraba signos de vida. Los doctores lo pusieron en una incubadora pero su situación no mejoraba con lo que iba a ser entregado a sus padres Greg y Chelsea para que pudieran despedirse de él.

“Nos dijeron que después de sacarlo de la incubadora viviría durante minutos o tal vez solo segundos”, dijo la madre de 26 años.

Como sabía que su pequeño nunca tendría la oportunidad de conocer a su abuela, Chelsea llamó a su madre Sally-Ann por Facetime mientras Oscar descansaba sobre su pecho.

Y entonces en mitad de la llamada, ocurrió algo increíble.

Según el Daily Mirror, Chelsea dijo: “Estaba en el medio del Centro Comercial Highcross cuando la llamé y, mientras estábamos hablando, vio a Oscar abrir los ojos y ella gritó.

“Sus ojos se abrieron por primera vez y fue todo tan surrealista. Lo sentí como un sueño.

“Me senté en la cama y sacudí la cabeza como lo hace la gente en las películas. Fue increíble, la mejor sensación del mundo, pero tuve que pellizcarme “.

GoFund Me / Oscar’s Journey

Chelsea le dio a Oscar un poco de su propia leche, siguiendo el consejo del médico, pero aún así se le advirtió de que no se hiciese ilusiones sobre la salud del bebé “.

“Estaba como en un plan de fin de vida con órdenes de no resucitarlo, pero después de tres días ese plan tuvo que ser retirado”, explicó Chelsea.

El pequeño Oscar pudo ir a su casa con sus padres en Leicester. Todavía tenía problemas de salud, pero ya podía sonreír y actuar con sus padres.

“Ahora tiene 18 meses y es como un bebé de menos de tres meses, pero sonríe y le encantan las luces, a pesar de estar parcialmente ciego”, dijo Chelsea.

GoFund Me / Oscar’s Journey

El niño tiene una forma de epilepsia que limita la vida, y no se sabe cuánto tiempo sobrevivirá, pero hasta ahora ha demostrado ser todo un luchador.

“Estaba en cuidados intensivos hace un mes y pensamos que lo perdíamos”, explicó Chelsea.

“No sé cuánto tiempo voy a tenerlo, pero mientras esté aquí, siento que debe tenerlo todo, especialmente después de todo lo que ha pasado”.

Los milagros ocurren, y no hay duda de que Chelsea y Greg vivirán con intensidad cada momento que compartan con el pequeño Oscar.

Comparte este artículo para desearle a este valiente niño todo lo mejor.