Enfermera agotada solloza al final del turno en el que dio a luz a bebé muerto – la foto muestra la dura realidad

We have many unsung heroes in society, those who do jobs and fill roles both taxing and largely unrewarding. Take nurses, for example, who more often than not run themselves into the ground to ensure their patients are cared for and comfortable. In recent years more of a spotlight has been shone on nurses and the often gruelling hours they have to do for, frankly, terrible pay. Even so, it hasn’t been enough to change things for the better, not really. A picture depicting an exhausted nurse mid-breakdown has gone viral on Facebook, exposing the stark reality of the conditions many of them are forced to work under. Caty Nixon was so overwhelmed following a string of lengthy shifts – one of which included delivering a stillborn baby – that she was reduced to tears when she got home. Her twin sister, Laura McIntyre, took a photo of the moment, and her accompanied post has opened a lot of eyes.

Tenemos muchos héroes no reconocidos en la sociedad. Son aquellos que hacen trabajos y desempeñan roles tanto gravosos como poco gratificantes.

Tomemos como ejemplo a las enfermeras, que en la mayoría de los casos van con la lengua afuera para asegurarse de que sus pacientes están bien atendidos y cómodos. En los últimos años, se ha puesto de relieve la situación de las enfermeras, y la cantidad extenuantes de horas que tienen que hacer, por unos honorarios francamente terribles. Pero a pesar de ello, no se ha hecho realmente lo suficiente por mejorar su situación.

Una fotografía donde se ve a una enfermera agotada en mitad de un colapso se ha vuelto viral en Facebook, exponiendo con ella la cruda realidad de las condiciones en las que muchas se ven obligadas a trabajar. Caty Nixon estaba tan exhausta después de una serie de largos turnos, uno de los cuales incluía dar a luz a un bebé que nació muerto, y no podía más, de manera que se echó a llorar cuando llegó a casa. Su hermana gemela, Laura McIntyre, tomó una foto del instante, y la publicación que ha escrito les ha abierto los ojos a muchos.

Foto: Shutterstock (Foto de archivo )

Laura, de Forney, Texas, compartió una foto de su hermana y escribió“Esta foto es de una noche de julio en la que ella vino a mi casa después de un día particularmente duro”.

“Mi hermana ayudó a luz a un niño muerto. ¿Alguna vez han pensado lo que realmente ve una enfermera que asiste a partos?

“Ellas ven mucha alegría en partos sin problemas de madres y bebés sanos” 

“Ven también pánico y ansiedad cuando una madre primeriza está asustada.
Ven miedo cuando se necesita una cesárea de urgencia. Ven serenidad cuando la madre tiene el apoyo de su familia – no todas las primerizas hacen preparación al parto”. 

“Ven a adolescentes dando a luz. Ven a madres adictas dar a luz a bebés muy pequeños.” 

“Ven muertes, ven entierros. ¿Sabéis que tienen que gestionar el entierro para que vengan a buscar el cuerpo del bebé? Yo tampoco lo sabía.”

she's gonna kill me for this pic, but can we just give it up for nurses for a minute?•caty just wrapped up her fourth…

Gepostet von Laura McIntyre am Donnerstag, 10. Oktober 2019

Tratando de concienciar

Caty no tenía ni idea de que esta fotografía se había publicado, y la hermana comenta en esta publicación que Caty había estado trabajando 53 horas en tres días, incluyendo el cambio de turno donde vio dar a luz a un bebé muerto.

No es necesario decirlo pero la publicación ha tenido un éxito increíble, con más de 212 000 me gusta y 124 000 compartidos desde que se subió a las redes el 11 de Octubre.

Caty se mantiene especialmente modesta en relación al trabajo que hace, y comenta en Good Morning America: “La mejor parte de ser enfermera es la comunicación con la gente, tratar de permanecer en calma durante la tormenta, ser la persona de apoyo cuando ellos necesitan que los animen y ser el hombro donde llorar cuando están dolidos.

“Lo peor, no obstante, es saber que a pesar de haber hecho todo lo que has podido por una persona, no puedes cambiar el resultado (pérdidas del feto, pronósticos negativos), sintiendo siempre que debes ser fuerte por tu paciente, incluso cuando por dentro estás destrozada”.

Todos sabemos que las enfermeras merecen mejores salarios y mejores condiciones de trabajo. Son verdaderos héroes dentro de nuestra sociedad, y a menudo están muy olvidadas.

¿Imagínate si a las enfermeras se les diera la misma atención positiva que mucha gente da a los famosos? Después de todo, ellas salvan vidas cada día y hacen un trabajo que muchos no podrían o no querrían hacer.

Comparte este artículo para mostrar que apoyas a las enfermeras. ¡Todos juntos podemos cambiar las cosas!