Hombre acosa a su cita, entonces un policía lo ve y actúa como un rayo

Hay ocasiones en las que de repente te ves envuelto en situaciones críticas y no sabes realmente cómo salir de ellas.

Y cuando te ocurre algo así, es una suerte que haya gente alrededor que vea y oiga lo que está ocurriendo, y que finalmente se atreva a intervenir.

Esta es una historia de este tipo. Una historia que se publicó en un foro de internet llamado Reddit, donde los usuarios pueden compartir su peores experiencias con "chicos encantadores". Uno de sus usuarios publicó un suceso que ocurrió en un restaurante, del que él fue testigo. Un caso de acoso y amenazas de un hombre a una mujer durante su cita. 

Pero antes de que el usuario pudiera intervenir, apareció un policía...quien dio al acosador una buena lección. La publicación se ha difundido rápidamente por la red y el policía ha sido elogiado y tratado como un héroe por su brillante actuación.

La historia es un poco larga, pero prometo que merece la pena leerla hasta el final. 

”Esto es probablemente una de las mejores cosas que he visto nunca. Quiero decir, todos conocemos a ese hombre que todas las chicas desean y al todos los chicos admiran, y quieren ser como él, el tipo de hombre que solíamos ver en las películas antiguas. Si, yo soy un hombre y quiero ser realmente como este tío, ¡cómo sea!

Estaba comiendo con mi novia esa tarde y detrás de nosotros se sentó una pareja. Era una cita y no iba la verdad muy bien. El tipo era bastante desagradable y hacía comentarios muy inapropiados. La chica estaba muy incómoda. 

La mujer devoró el primer plato. Imagino que quería terminar cuanto antes. El hombre continuaba con sus comentarios al respecto y dijo bien alto “sí, podrías al menos tragar ¿no?

La chica se puso colorada y le dijo que su comentario estaba fuera de lugar y él, literalmente, hizo un movimiento del mal gusto con la mano y añadió “tranquilízate, lo voy a averiguar de todas formas en unas horas”.

No pude oír la respuesta de la mujer porque bajó el tono de voz, pero era obvio lo que debió decir vete al infierno, o algo parecido.

Él contestó “muñeca, te fui a buscar y se dónde vives”. Ella se puso blanca y no respondió.

No soy de esos tipos que se “meten donde no le llaman” pero de ninguna manera me podía quedar sentado sin intervenir. Me levanté. No sabía exactamente lo que iba a hacer. Pero tengo 23 años, buena condición física y estaba dispuesto a empotrar a este tipejo contra la pared.

Estaba medio levantado cuando una mano me tocó el hombro. Me giré y vi a un hombre de mediana edad, con una condición física perfecta que me dijo : “Tranquilo….yo me encargo del tipo”. Se le notaba mucha seguridad en el tono de voz… 

Se acercó a la mesa, cogió una silla, la giró y se sentó en frente de la pareja. Después…sacó su placa de policía y la dejó en la mesa.

Al tipo se le puso la cara blanca.

Policía: “Estaba celebrando tranquilamente el cumpleaños de mi hija con mi familia cuando escuché tus amenazas hacia esta joven. ¿Me puedes explicar esta situación? 

Chico: “Bueno, ah, oh, entiendes…”

Policía: “Si es lo que pensaba, sabes, no simpatizamos mucho con este tipo de situaciones. Estoy pensando que debería llamar a mis colegas para que se acercaran y se hicieran cargo de ti”.

Chico: ” Oh, no, esto…”.

Policía: Pero esto interrumpiría la comida de todos. Porn qué no hacemos lo siguiente. Me das tu carnet de identidad para que no trates de huir. Luego vas al personal del restaurante y pagas la cuenta, pero toda la cuenta, así esta joven no se tiene que quedar sin comer por culpa de tu desagradable conducta. Si no te parece, podemos volver a la primera alternativa. Depende de ti”.

Chico: “No, no. Esta perfecto así” (a continuación deja su carnet de identidad, se levanta rápidamente y de dirige hacia la caja).

Policía: (mientras escribe los datos del tipo) “Siento todo esto, señorita, espero no le moleste que me haya entrometido pero parecía que necesitaba ayuda. Y no se preocupe. Si quiere quedarse un poco más, puedo llamar a mis colegas para que se hagan cargo de él mientras va de camino a casa”.

Chica: “No, muchas gracias. Me quiero ir cuanto antes de aquí. En 30 minutos. Pero él fue quien que me trajo hasta aquí”.

Policía: (pasa en medio segundo de policía duro a una tierna figura paternal) “Mira, estoy aquí con mi hija que debe tener aproximadamente tu edad. A lo mejor te apetece cenar con nosotros. Luego podemos llevarte a casa si quieres, si no prefieres llamar a otra persona que te venga a recoger”.

Chica: “Gracias, son muy amables, de verdad”.

(El hombre vuelve a la figura de policía duro)

Chico: ” Ya he pagado la cuenta. Quizá me podría devolver mi carnet de identidad”.

Policía: “Muy bien. Sabes que tengo tus datos así que te recomiendo que no merodees por los alrededores, y que no vuelvas a contactar a esta joven nunca más”. 

Chico: “Sí, claro, Lo siento mucho”.

El muchacho salió casi volando del restaurante. La joven se sentó con el policía y su familia. Cuando mi novia y yo salimos del restaurante, ella estaba todavía sentada en la mesa, hablando y riendo como si tal cosa.

No he visto nunca jamás antes manejar una situación de una manera tan efectiva. 

Este policía es mi héroe. 

Me alegra saber de la efectiva intervención del policía, pidiendo al tipo terminar con las amenazas y el acoso.

Se merece una ovación. Comparte esta historia y elogia la intervención del policía.