Juego de locos en parque deja a niño de 11 años ”como un extraterrestre”– mamá advierte a padres

Todos hacemos cosas tontas cuando somos niños. Después de todo, parte de nuestro crecimiento es aprender a decir no cuando algo es peligroso.

Desafortunadamente, los niños son susceptibles de sentir presión de los compañeros; Incluso el más inteligente de los jóvenes puede ser coaccionado e incluso convencido para participar en acciones que pueden tener graves consecuencias.

Y sino pregúntale a los padres de Tyler Broome, de 11 años, que sufrió terribles heridas después de intentar algo muy conocido y loco de YouTube, llamado “the roundabout of death”.

Sí, el nombre solo ya dice bastante sobre lo más destacado del asunto, pero para Tyler esto era tan interesante e increíblemente peligroso como para mostrar a sus amigos, de lo que era capaz de hacer.

El niño de 11 años se vio afectado por importantes lesiones parecidas a las que sufren los pilotos de caza, tras estar sometidos a fuerzas de gravedad extremas. (Fuerza G).

La locura en la que participó, conocida como “the roundabout of death”, consiste en que los participantes se sientan en una rotonda circular del parque mientras este gira a gran velocidad como si fuera la rueda trasera de una motocicleta.

Poco después de la prueba, Tyler se quedó inconsciente en la rotonda circular, con un posible daño cerebral y de visión.

Fuerza extrema

Se cree que fue sometido a la fuerza G, a la que se enfrenta normalmente los pilotos y astronautas.

Foto: Youtube

Parece ser que Tyler se fue a un parque del barrio con un amigo cuando se les acercaron un grupo de adolescentes que les retaron a participar en el juego.

Terrible prueba

“No reconozco a mi hijo, estuvo a punto de sufrir un derrame cerebral. Tyler estaba en el móvil circular y se acercó un chico de unos 17 años. Tyler no lo conocía”, dijo su madre al periódico británico  The Independent.

“Puso su moto en el suelo, he hizo girar el móvil a toda velocidad. Cuando se paró, el grupo de adolescentes desapareció. Esto es intimidación.”

Dawn afirma que el personal del hospital nunca había visto este tipo de lesiones y tuvieron que hacer un estudio antes de saber cual era el tratamiento a seguir con su hijo.

“Las lesiones eran tan extremas, que se parecía el Hombre Elefante. Nunca habían visto nada igual. Van a hacer una investigación médica”

“Su cabeza estaba hinchada, sus vasos sanguíneos rotos, y los ojos eran como los de un extraterrestre. Su visión era borrorosa. Puedo hacer frente a un brazo roto, ¿pero a una cosa así? No se acuerda de ello, no se acuerda del detalle.”

Padres, por favor tener en mente que los niños son susceptibles de tratar de hacer cosas que los adultos nunca haríamos. 

Nuestros pensamientos van para Tyler y su familia. Comparte esta historia, para advertir del increíble y peligroso juego.