Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La madre cree que su bebé tiene otitis – pero los médicos ven los dedos del niño y entran en pánico

Josh Roberts y Katelyn Galea, una pareja de Australia, estaban eufóricos cuando nació su hijo Archie, en julio de 2016. Archie parecía crecer sano, como cualquier otro niño.

Pero cuando tenía tan solo cinco meses, sucedió algo que lo cambió todo.

Todo comenzó cuando a su hijo le dio dolor en los oídos. En el centro médico dijeron que era otitis, que no deberían preocuparse mucho, pero Archie no mejoró, de hecho empeoraba.

Facebook/Josh Roberts

Primero los labios de Archie se pusieron morados, luego los dedos. la piel del niño cambió de color y al darse cuenta del cambio, los padres corrieron a llevarlo al hospital más cercano.

Les tomó 40 minutos llegar al hospital y les pareció una eternidad, ahora Archie tenía todo el cuerpo moradoy no sabían si ya era demasiado tarde.

Facebook/Josh Roberts

Resulta que a su hijo le había dado una infección agresiva de meningococos (meningococemia) que puede ser mortal. La causa de la enfermedad son bacterias y la situación era muy grave. Ingresaron al niño de inmediato con un respirador artificial, le hicieron transfusión de sangre y lo trataron con antibióticos.

La vida del pequeño Archie estaba en peligro.

“Es algo que uno puede leer en el periódico o ver en las noticias, pero jamás había pensado que le pasaría a un niñito tan sano y alegre” escribe su padre en Facebook.

“Es lo más difícil que me ha pasado en mi vida, jamás he amado a algo o alguien con tanta pasión y amor, no importa si uno es la persona más ruda del mundo, verte en este estado te mata.”

Facebook/Josh Roberts

Archie se quedó varios meses en el hospital. Para poder pagarlo todo, los padres crearon una página de GoFundMe anunciando que querían reunir 5000 dólares, el resultado fue increíble.

Cuando este artículo se estaba escribiendo, la familia había reunido casi tres veces ese monto, gracias a cientos de personas, muchos desconocidos que jamás habían visto a Archie, el pequeño pudo recuperarse.

Facebook/Josh Roberts

Ahora, Archie se siente mucho mejor y ha dejado el hospital, todavía tiene un camino largo por delante para recuperarse por completo, pero hace avances cada día.

Josh y Katelyn se sienten sumamente agradecidos.

Facebook/Josh Roberts

Me alegra tanto que todo terminase bien para Archie, ¡qué niño fuerte y valiente! Comparte este artículo si te ha conmovido.

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.   

 
 

Leer más sobre