Los niños que crecen con sus abuelos son más seguros, alegres y menos propensos a la depresión

Hablando desde mi propia experiencia, puedo dar fe del vínculo inconmensurable que se forja cuando nace un nieto.

La idea de que tu propio hijo pueda tener sus propios hijos trae mucha alegría. Los que tienen la suerte de pasar tiempo con sus abuelos mientras crecen lo entenderán bien.

En cualquier caso, una nueva investigación sugiere que la conexión entre un niño y sus abuelos es aún más importante de lo que cualquiera de nosotros percibía. Parece ser que el tener una relación cercana con tu abuela y tu abuelo literalmente puede reducir el riesgo de que el niño se deprima.

Shutterstock

En el estudio en cuestión, publicado en internet por la revista The Gerontologist, participaron 356 niños y 373 abuelos. Los investigadores de la universidad de Boston analizaron los datos obtenidos durante un período de 19 años, y de los resultados se desprende que es menos probable que un niño se deprima si han estado cerca de sus abuelos.

Pero no solo eso: el positivismo se transmite en la otra dirección también: los abuelos que comparten vínculos cercanos con sus nietos son menos propensos a tener síntomas de depresión.

Y esto porque los abuelos transmiten estabilidad y seguridad emocional a sus nietos – mucho más de la que pudieran obtener en otros lugares.

Experiencias traumáticas

Otro estudio, éste realizado por la Universidad de Oxford, llegó a la conclusión de que vínculos cercanos entre abuelos y nietos ayudaron a los niños a mejorar cuando tuvieron que hacer frente a experiencias traumáticas en la vida, como el maltrato escolar o el divorcio.

nietos
Foto: Shutterstock

Kimberley Agresta, una trabajadora social sanitario dice: “Si los padres involucran regularmente a los abuelos en la vida de sus hijos desde el principio, un niño puede desarrollar una verdadera cercanía emocional con los abuelos y comenzar a ver al abuelo como una fuente de fuerte apoyo social. Por lo tanto, el niño sentirá que tiene otros adultos, aparte de sus padres, que lo aman y se preocupan por él de la misma manera, y esto aumenta su sensación de estabilidad y seguridad.”

Una relación importante

Y desde mi propia experiencia, puedo decir que así como la relación con mis abuelos me benefició, también lo hace la relación con mis nietos. Tenemos un vínculo como jamás he tenido antes  y ellos saben que pueden venir a mi con cualquier problema que puedan tener en la vida.

¿Tienes nietos? ¿Sientes que tu relación con ellos es especial? ¡Déjanos tus comentarios!

¡Mientras tanto, comparte este artículo en Facebook si piensas que ser abuelo es una bendición!