Madre visita a su hijo de 6 años durante el almuerzo – descubre que los maestros lo han “humillado” públicamente

En 2015, un niño de 6 años de Grants Pass, Oregón (Estados Unidos) llegó tarde a la escuela. Su familia había tenido problemas con su automóvil, por lo que su madre, Nicole, sabía que el pequeño Hunter probablemente estaría castigado.

Así que Nicole visitó su escuela durante el almuerzo. Su objetivo era simplemente ver cómo estaba, pero se encontró con mucho más de lo que esperaba.

En lugar de ver a Hunter castigado, Nicole fue testigo de cómo su hijo fue sometido a lo que muchos estarían de acuerdo en que era una humillación pública. Sobra decir que estaba lejos de estar contenta con ello …

La sorpresa de Nicole

Cuando Nicole llegó a la escuela, vio a Hunter sentado solo. El niño, de 6 años, tenía un divisor colocado directamente frente a su cara para evitar que viera o se comunicara con alguien más. Había una taza con una “D” delante de él (D, de “detention” (castigado en inglés)). Hunter se quedó sentado llorando.

YouTube / KOBI-TV NBC5

Nicole estaba indignada con el trato que la escuela le dio a su hijo, como lo estaría cualquier madre. Su ira se hizo aún mayor por el hecho de que Hunter rara vez llegaba tarde a la escuela, y que no había llegado tan tarde ese día.

Sabiendo que tenía que hacer algo, Nicole tomó una foto de Hunter allí mismo, en la cafetería. Luego la subió a las redes sociales, donde rápidamente provocó indignación en la comunidad.

La comunidad interviene

Después de que la imagen de Nicole se volviera viral, otros en Grants Pass decidieron intervenir. Hicieron su misión asegurarse de que Hunter nunca llegara a la escuela tarde otra vez.

Nicole y su familia, incluido su compañero Marc, aparecieron en el Servicio Automotriz de Kelly unos días después, esperando que le dijeran que su auto estaba arreglarlo. A cambio les entregaron las llaves de una camioneta Chrysler, una que había sido donada gracias al esfuerzo de su comunidad.

En un acto de caridad para ayudar a Nicole y su familia, los vecinos de Grants Pass demostraron que donde hay amor, siempre hay esperanza.

Mira el video a continuación para ver la increíble historia (en inglés):

Historias como esta simplemente alegran nuestros corazones.

Si crees que más personas deberían conocer este gran gesto ¡comparte este artículo en Facebook!