Mujer ve foto de una niña de 5 años seriamente quemada y sin pelo y sabe lo que tiene que hacer

Cuando Barbara Marlowe vio una foto de una niña gravemente quemada en Iraq, supo lo que tenía que hacer.

Barbara dijo con las miras puestas en Teeba de 5 años, que esta niña era todo para ella y que no descansaría hasta darle los cuidados que necesitaba.

La madre de Teeba hizo el último sacrificio y permitió que Barbara adoptara a la niña para que pudiera ayudarla en su recuperación.

Teeba viajó de un país en guerra Iraq hasta Cleveland, Ohio para comenzar una nueva vida

Ahora va a empezar la universidad y se considera una privilegiada por tener dos madres que han hecho tantos sacrificios por ella.

 

Teeba estaba cubierta con graves quemaduras de segundo y tercer grado en la cabeza y la cara,y además había perdido  todo el pelo de la cabeza.

La niña salió en un artículo en el periódico en 2007 y Barbara, a 6,000 millas de distancia, lo leyó. Se quedó impactada con la imagen de Teeba, y nunca lo olvidaría.

Inside Edition/YouTube

“Los ojos de Teeba eran tan convincentes, era como si simplemente estuvieran diciendo ‘ayúdame'”.

Barbara no podía tener hijos y decidió que ayudaría a Teeba en todo lo que necesitara.

Consiguió el contacto de la madre de Teeba y con su consentimiento Teeba dejó su casa para viajar a los EEUU.

19 cirugías que cambian su vida

“Se trataba de un gigantesco acto de fe. Entregaba a su hija a alguien que no conocía en absoluto” comenta Barbara a Inside Edition.

Pero la madre de Teeba quería lo mejor para su hija y con 19 operaciones quirúrgicas Teeba consiguió un asombroso cambio.

“Me sentí definitivamente muy segura y querida desde el momento en que puse un pie en el avión,” comenta Teeba a Inside Edition.

Inside Edition/YouTube

Transcurridos 10 años Barbara organizó un encuentro entre Teeba y su madre. Teeba está muy agradecida por tener a estar dos maravillosas mujeres a su lado. Las dos han hecho tremendos sacrificios por su felicidad.

“Las dos son mis madres. Son mis madres reales. No hay una madre biológica y una madre adoptiva. Solamente una madre y una madre” dice Teeba.

Barbara recuerda el momento en que Teeba la abrazó como su segunda madre.

Preparada para la universidad

“Me acuerdo de ese momento con lágrimas en los ojos. Nunca creí que iba a oír esas palabras, que alguien me llamara mamá”

Teeba tiene actualmente 17 años y está preparada para comenzar su nueva etapa universitaria. Barbara y Teeba han escrito incluso un libro titulado  “A Brave Face.” (“Un rostro valiente”)

Mira su increíble viaje en el vídeo de arriba y no te olvides de COMPARTIR con tus amigos.