Niña, 7 años, dejada con horribles ampollas, quemaduras y cicatrices tras de hacerse tatuaje de henna en vacaciones

Por más que lo intentemos, a veces es imposible mantener a nuestros hijos fuera de peligro.

Y dicho esto, incluso cuando no hay absolutamente nada que podamos hacer para prevenir su dolor, todavía éste lo sentimos mucho más que el nuestro propio.

Imagínate entonces, cuánto te dolería si tú, como padre, has causado este dolor sin querer, ya sea por accidente, error o simplemente por falta de conocimiento.

Un padre del Reino Unido sabe exactamente lo que es sentir esto, tras permitir que su hija pequeña se hiciera un tatuaje con henna durante sus vacaciones en Egipto. La niña de tan solo 7 años, puede quedar marcada para el resto de su vida.

Las cosas comenzaron cuando la madre de la familia, Sylvia Gulliver, de 43 años, fue ingresada en el hospital con infección de la vejiga. Pasó dos días en un hospital egipcio, y mientras sus hijos pequeños se portaban muy bien.

Y como regalo, su padre, Martin, les dijo a los niños que podían pedir algo por su buen comportamiento. Madison de 7 años de edad, decidió hacerse un tatuaje de henna como los que había visto hacerse a los turistas en la ciudad.

Posted by AJK Job Ads Helper on Monday, 8 October 2018

El padre le dio permiso y de inmediato la niña vio como su brazo y mano se llenaban de tatuajes en la peluquería del hotel donde la familia se hospedaba. Su hermano de 9 años, Sebastian, también recibió henna, pero se lavó de inmediato al experimentar una cierta reacción.

Madison sin embargo se quedó con el tatuaje, y este comenzó a picarle incluso hasta el regreso de la familia al Reino Unido.

La situación empeoró

Y en poco tiempo la situación empeoró. El picor se convirtió en dolorosas ampollas, provocadas por una sustancia química proveniente de la tinta del tatuaje llamada parafenilendiamina (PPD).

Las cosas empeoraron hasta tal punto que Madison tuvo que ser ingresada en la unidad intensiva de quemados del hospital. Y ahora tiene cicatrices que pueden permanecer en su piel de por vida.

“Tiene unas cicatrices que pueden ser permanentes tras hacerse un tatuaje de henna”, cuenta Martin, según Daily Mail.

“El tatuaje se hizo en la peluquería del hotel y su padre denuncia que no era henna lo que tenía su hija en la piel. Tiene ampollas muy dolorosas desde los dedos hasta el codo. No teníamos ni idea del peligro que ello conllevaba, y creo que se debe advertir de ello a todos los turistas.

“Creo que en parte es culpa mía porque no lo sabía, pero también de la peluquería del hotel porque están usando químicos peligrosos en los niños. Pensamos que las agencias de viajes estarían interesadas en saber esto.

“Queremos informar a otras personas.”

Madison fue transferida a una unidad especial de tratamiento contra las cicatrices y además deberá usar vendas de presión durante al menos seis meses para limitar las lesiones.

No tenía ni idea de que los tatuajes de henna eran tan peligrosos. He visto muchos durante mis vacaciones, y nuna me había imaginado que pudieran causar las heridas que hemos visto en las imágenes de arriba. 

Ayúdanos a difundir el mensaje de Sylvia y Martin compartiendo este artículo. Nunca se sabe, quizás podremos salvar a alguien de semejante dolor.