Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Niña graba a su abuela sin que ella lo vea – lo que capta la cámara escandaliza a la red

Todos tenemos miedos de pequeños. Puede ser un monstruo debajo de la cama, un payaso maléfico en el armario, o brujas malvadas... especialmente en la oscuridad. 

Nuesta fantasía solía estar por detrás de estas presencias fantasmagóricas, pero para la protagonista de esta historia, una niña de siete años de Oklahoma, en Estados Unidos, el peligro era completamente real. 

La niña y sus hermanos vivían con su abuela, y de ella escucharon que había una bruja en la buhardilla que los castigaría si no se portaba bien. 

Y de verdad así fue. Una noche llegó una criatura con dedos verdes y una máscara y sembró el terror en el hogar. 

La bruja se llamaba Nelda, y existía. Nelda tiró a la niña y la ató y la llevó a dormir al garaje, y con ayuda de su ayudante, Demon Coogro, afeitó la cabeza de la niña. 

Solo cuando la abuela llevó a la niña al hospital porque “ya no la podía controlar” se descubrió la terrible verdad. 

Bildkälla: Twitter

Los médicos vieron que la niña tenía cortes, quemaduras y moretones por todo el cuerpo. 

Según KFOR, la niña, de 7 años, dijo a la policía que su abuela solía disfrazarse como una bruja y torturarla, con la ayuda de su novio, quien se vestía como un demonio. 

Las pruebas que encontró la policía en la casa corroboraban lo que la niña había contado. 

– En la casa había látigos, cadenas y un sombrero de bruja. Un horrible escenario para un niño, declara el policía Gary Knight a KFOR.

En una de las ocasiones uno de los niños consiguió grabar de forma oculta, con la cámara del teléfeno, a la bruja ”Nelda”.

ADVERTENCIA: el vídeo contiene imágenes duras.

Después de ser arrestada la abuela, Geneva S. Robinson, fue condenada a 3 cadenas perpetuas por maltrato infantil, según informa The Oklahoman. Y su novio a 30 años de prisión. 

Los niños están ahora a cargo de las autoridades. Esperamos ahora que puedan tener la infancia feliz y con el amor que se merecen. 

¡Comparte para que todos recuerden lo importante que es hablar cuando estemos cerca de un caso de maltrato para que ningún niño siga sufriendo!