Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Niño de 13 años está muriendo de cáncer – entonces su madre hace lo prohibido y se salta la ley

El amor de una madre por su hijo es algo muy especial, pocos lazos son igual de fuertes.

Este lazo tan especial se demuestra en esta historia, entre una madre y su hijo enfermo.

Deryn Blackwell sólo tenía 13 años cuando él y su familia recibieron noticias terribles por parte del médico.

El niño fue diagnosticado con leucemia y necesitaba tratamiento urgentemente.

Su niñez se interrumpió abruptamente cuando tuvo que luchar durante un año entero contra el cáncer que amenazaba la vida.

Desafortunadamente, Deryn no sólo tenía leucemia, también había contraído una enfermedad poco común que se llama sarcoidosis tipo “células gigantes de Langhans”, sólo existen cinco casos documentados en el mundo.

Twitter/DerynBlackwell

La enfermedad le producía dolores muy fuertes y sus manos se hincharon y se pusieron negras, la madre de Dervyn, Callie Blackwell estaba devastada. 

Recuerda una vez cuando su hijo tenía tanto dolor que varias veces pidió que ella le cortara las manos.

El estado de salud de Deryn era tan grave que los médicos ya no les daban esperanzas.

Le dieron dos semanas más de vida y lo llevaron a una sección con pacientes en la última fase de vida.

Twitter/1in7billion

Pero había dos personas que rehusaban rendirse – la madre y el padre de Deryl.

Sin embargo, los padres estaban muy desesperados, igual que cualquier madre y padre estaban dispuestos a hacer lo que fuera para que su hijo no tuviera que sufrir. 

Tras haber intentado con todas las alternativas anteriores, la madre de Callie se acordóm de que uno de los médicos había mencionado que la marihuana podría mejorar el estado de salud de Deryn.

Pero como no había estudios aprobados sobre la marihuana y sus efectos  como tratamiento contra el cáncer, los médicos no podían hacer nada, durante todo este tiempo Deryn sólo se puso peor. 

Los padres no estaban dispuestos a quedarse de brazos cruzados observando mientras su hijo se estaba desvaneciendo, y decidieron hacer algo que muchos padres seguramente jamás harían. 

El padre de Deryn salió para tratar de conseguir marihuana, al final encontró a un hombre por una gasolinera que podría arreglar lo que buscaba. 

Al mismo tiempo, el padre tenía mucho miedo de ser condenado por crimen de narcóticos, una condena que le podría llevar a la cárcel hasta cinco años.

Pero le quedaba claro que no tenía nada que perder, temía que se le muriera Deryn si no hacía algo diferente pronto.

Twitter/DerynBlackwell

No fue una decisión fácil, pero los padres le dieron la marihuana a su hijo vía un humificador, algo que hace la marihuana menos peligrosa, en esa forma las sustancias de combustión no llegan al cuerpo.

Y sorprendentemente algo le pasó a Deryl – en menos de una hora sus dolores habían disminuido considerablemente, el chico pudo hasta hablar con su madre, algo que no había podido hacer en mucho tiempo, tanto los médicos como las enfermeras estaban perplejos del nuevo estado de Deryn, quien sólo siguió mejorando.

Después de unas pocas semanas quedó claro que Deryn iba a sobrevivir y pudo dejar el hospital, esto sucedió en 2013, hoy Deryn tiene 17 años y está completamente sano, tal vez gracias a que sus padres se atrevieron hacer lo que fuera por él.

Twitter/1in7billion

Cada vez que sus padres lo miran, recuerdan que tomaron la decisión correcta.

Si fue la marihuana, los médicos y algún poder del más allá que curó a Deryn, jamás sabremos, pero lo importante es que está bien hoy en día. 

La historia de Deryn se ha vuelto famosa en todo el mundo, tanto por el milagro que era y por sobrevivir, pero también porque la marihuana es una droga que aún no se reconoce como un tratamiento médico.

Leyendo un comentario escrito por el oncólogo David Gorski, consta que se ha formado un debate caliente sobre la razón de la recuperación de Deryn y algunos se han molestado porque sienten que su madre Callie está “glorificando” la marihuana.

Sin embargo, ella contesta que jamás ha dicho que fue la marihuana que salvó la vida de su hijo, pero que sí le ayudó en la recuperación.

Facebook/DerynBlackwell

Lo llamo un milagro verdadero, independientemente de ser la decisión de los padres o el universo, y me alegra mucho que Deryn está bien ahora.

Ningún niño merece pasar por tanto sufrimiento. ¡Comparte si estás de acuerdo!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.