Padre recibe críticas masivas por llevar atados con correa a sus quintillizos de 5 años

Criar a niños no es nada fácil. Hoy en día los padres jóvenes no solo tienen que aguantar los comentarios de los miembros de la familia, sino que también tienen que estar preparados de recibir comentarios en las redes sociales sobre cómo crían a sus hijos.

Jordan Driskell es un padre joven. No solo tiene un hijo, tiene quintillizos que ahora tienen 5 años. Como ya se podrán imaginar cuidar a cinco niños de la misma edad es un gran reto. Especialmente más cuando los niños tienen 5 años y están llenos de energía y con muchas ganas de explorar todo.

Jordan Driskell, de 31 años de edad, decidió encontrar una forma creativa para solucionar su problema. Él compró unas correas para niños para poder controlar a sus chiquitinos cuando están afuera en público.

Anteriormente, Driskell tenía un cochesito con 6 puestos que usaban cuando salían de paseo. Pero con el tiempo los niños se aburrían más y más de estar metidos en el cochesito. Además era muy incómodo salir a cualquier parte con un coche tan grande.

Las correas ayudan para que los niños puedan explorar sus alrededores cuando la familia sale, sin que se pierdan de su padre. Él los puede controlar todo el tiempo y asegurarse de que están seguros.

Driskell publicó un video de la familia visitando un acuario, lo cual hizo que recibieran mucha crítica. El video con los niños en correa se hizo viral, tiene más de 3 millones de visualizaciones. Cientos de personas comentaron el video diciendo entre otras que los niños no son animale y no deben andar con correas.

Otros comentaron: “Si no puedes manejar la presión, no tengas tantos niños.”

Otros ofrecieron consejos (que el padre no había pedido): “¿No puedes simplemente entrenar adecuadamente a tus hijos?” Explícales por qué es arriesgado huir.”

La doctora Deborah Gilboa, experta en crianza y desarrollo de adolescente, tenía una opinión diferente. Ella no cree que una correa haga que su hijo piense que es un animal. Y si la alternativa a la correa es quedarse en casa, entonces, por supuesto, ¡la correa es una opción mucho mejor!

La doctora Gilboa dijo que una correa es una gran herramienta para que los niños más pequeños o los niños neurodiversos sean controlados en un entorno público. Sin embargo dijo que si un niño neurotípico sigue usando la correa a la edad de ocho, nueve años, y por lo tanto no ha desarrollado sus habilidades para escuchar, eso podría ser problemático.

A esa edad, los padres deberían poder comunicarse verbalmente con los niños de manera efectiva en lugar de depender de herramientas como correas.

Los padres deberían tener la libertad de elegir como crian a sus hijos sin que sean víctimas de ataques y crítica de la sociedad.

¿Qué opinas tú sobre niños con correas públicamente? Déjanos saber en los comentarios. Comparte este artículo con tus amigos y familiares para saber ellos que opinan.