Pareja ha estado casada por 67 años – su último momento juntos es desgarrador

Se dice que el verdadero amor nunca muere.

Todos soñamos con encontrar este tipo de amor en nuestra vida o hallar a nuestra alma gemela.

Algunos buscan toda su vida a su otra mitad, otros tienen la suerte de encontrar a la persona que hace su vida completa inmediatamente, como ocurrió con Floyd y Vilet Hartwig.

Se casaron en 1947 y disfrutaron de su mutua compañía durante 67 años. Esto por su puesto es increíble por si mismo, pero fueron sus últimos momentos juntos los que realmente revelan el alcance de este gran vínculo.

Tras leer su historia, estoy más convencido que nunca no sólo de que el amor verdadero existe, sino que hay alguien ahí afuera con el que estamos predestinados a pasar nuestro tiempo en la tierra.

 

Floyd y Violet Hartwig se conocieron en la escuela e iniciaron un romance que duraría todas sus vidas. Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial, Floyd se alistó en el ejército estadounidense. Durante ese tiempo, la pareja se escribió cientos de cartas.

Abajo hay un fragmento de una de estas cartas, datada en el año1947:

”Hola cariño, tan sólo unas cuantas líneas de este solitario marinero tuyo. Te echo de menos cariño y te amo tanto… Linda, estoy seguro que seré feliz cuando salga de esto”.

Seguro que no es para mí, aunque en algún momento pensé que la Marina estaba muy bien. Eso fue antes de que me enamorara de la chica más dulce del mundo “.

Al finalizar la Segunad Guerra Mundial, Floyd regresó a casa y la pareja compró una granja en California. Tuvieron tres hijos juntos.

Tristemente, hace unos años Violet empezó a desarrollar demencia. Floyd la cuidó en la casa de la pareja, pero las cosas empeoraron cuando a Floyd le diagnosticaron una enfermedad renal. Sus hijos y nietos quedaron impactados, pero al mismo tiempo el vínculo entre Floyd y Violet se fortaleció todavía más. Tras más de 67 años de matrimonio, quedaron dormidos el uno en los brazos del otro por última vez.

Cuando Floyd, de 90 años, murió en el hospital, lo hizo con Violet, de 89 sujetando su mano. Tan sólo una hora después de irse, Violet también abandonó este mundo.

La pareja estaba rodeada de sus hijos, nietos y bisnietos. La familia que dejaron atrás estaba obviamente devastada por perderlos a los dos en tan poco tiempo, pero les reconfortaba saber que esto es lo que Floyd y Violet querían. Aparentemente, incluso habían dicho a sus hijos que querían morir en casa mientras estaban juntos.

“Tenían una conección especial y creo que esta conexión se hizo cada vez más fuerte. Especialmente en los últimos meses de sus vidas”, cuenta la hija, Donna Scharton, en un video que hicieron para rendir tributo a la historia de amor de la pareja.

Aquí puedes ver este fantástico video (en inglés):

Demasiadas personas hoy en día mueren solas sin sus seres queridos. ¡Por favor, comparte este artículo para difundir esperanza!