Por eso quedarte en un matrimonio tóxico puede hacer daño a un hijo y ser más doloroso que un divorcio

A menudo, una de las excusas que se dan cuando se está en un matrimonio infeliz es que no se deja la relación por el bien de los hijos. ¿Qué va a ser de ellos si deben vivir alejados de su madre o padre? Sin embargo, expertos en psicología y terapia de pareja advierten que crecer en un matrimonio tóxico es mucho peor para el futuro de nuestros pequeños que hacerlo con sus padres separados.

Foto: Youtube

Al parecer el mantra que muchas veces se repite que cuando un matrimonio va mal hay que aguantar, o que “mejor arreglarlo que dejarlo”, no es exactamente lo más conveniente para la salud mental y el bienestar de los hijos.

Pixabay

De hecho, criarse en un ambiente hostil donde los padres discuten y se atacan continuamente está demostrado que tiene un impacto enormemente negativo en su desarrollo y en el futuro de sus relaciones tanto con los demás como consigo mismo.

Según demuestran los estudios, crecer en una casa llena de tensión puede dejar cicatrices psicológicas incluso en el niño más confiado.

Pixabay

Los niños son como esponjas que lo absorben todo, e incluso si tratamos de esconder de ellos la realidad de un matrimonio infeliz pueden sentir perfectamente que sufres y que las cosas no están bien. Lo que es peor, pueden llegar a pensar que tu ira, frustración y malestar es de algún modo su culpa.

Otra secuela de crecer con unos padres que no se quieren es que de algún modo afectará el modo en que se relacionen en el futuro.

Pixabay

“Los niños que observan a los padres quedarse en un matrimonio miserable puede que se vuelvan pasivos, deprimidos o pesimistas”, explica Terry Gapard, terapeuta y autora de Hijas del Divorcio.

“Les enseñas que está bien conformarse con menos de lo que merecen en las relaciones”, añade.

Foto: Youtube

Por este motivo, señalan los expertos, a veces el divorcio puede ser la puerta hacia un futuro mejor para todos en la familia. Eso sí, siempre que los padres se esfuercen en crear un escenario de divorcio que siempre ponga por delante el bienestar de los hijos.

¿Y ustedes qué opinan?¿Creen que para los hijos es mejor vivir con padres divorciados que infelices juntos? No dejen de compartir su opinón con nosotros en el apartado de comentarios.