El hombre más gordo del mundo cambia su vida al perder 330 kg; puede caminar por primera vez en 10 años

Con tanto mal en el mundo, realmente disfruto leyendo historias de gente ejemplar que supera todos los obstáculos.

Por ello me quedé encantada al leer la historia de Juan Pedro Franco, uno de los hombres más gordos del mundo, que cambió su vida en un periodo de tres años.

Según diversas fuentes, el hombre de 35 años, que una vez pesó aproximadamente 590 kilos, ha perdido peso y ahora puede caminar de nuevo por primera vez en casi una década.

Juan estaba postrado en cama antes de perder peso, incapaz de poder moverse por sí mismo. Ahora, tras haber perdido más de 330 kilos, Juan puede caminar con la ayuda de un bastón.

Juan, nacido en México, pasó casi una década en cama después de un accidente automovilístico que precedió a un ataque de neumonía.

Fue nombrado el hombre más gordo del mundo por Guinness World Records en 2017 y esto lo incentivó para cambiar su vida.

Tras someterse a una serie de cirugías, Juan pudo perder el 60% de su peso corporal, ayudándolo a regular su diabetes, presión arterial alta y mejorar su dañado sistema pulmonar.

Su cirujano, José Antonio Castaneda, le ha salvado la vida.

En una entrevista a Telemundo en el programa Al Rojo Vivo, Juan dijo: “Simplemente levantando los brazos, levantándose todos los días, de pie junto a un vaso de agua, yendo al baño, deteniéndose para bañarse. El agua es vida, todo es vida. Uno siente muy bien, puedo moverme más y ser autosuficiente “.

El miércoles 27, Juan pudo ducharse por primera vez en nueve años.

Ahora está listo para someterse a otra operación y así eliminar el exceso de piel, reduciendo su peso aún más.

Bien hecho Juan, quien sin duda iba a una muerte segura, ha logrado cambiar su vida.

Comparte este artículo en Facebook para desearle lo mejor en el futuro.