Mujer militar sube al avión, pero pasajero de primera clase se niega a dejarla sentarse en clase turista

Hay algo acerca de los pequeños actos de bondad que van muy lejos. A veces, nuestros corazones se acercan a otra persona y sentimos el profundo deseo de hacer algo bueno por ellos.

Un hombre pareció experimentar esto en un avión repleto un día, cuando vio a una mujer militar que abordaba el avión.

Su reacción generó más compasión y amabilidad, haciendo que esta maravillosa historia sea aún más significativa.

Todo comenzó en un vuelo lleno de gente un día. La pasajera Jessica Titus vio una interacción interesante mientras abordaba el avión.

Cuando entraron a la aeronave, un hombre sentado en primera clase inmediatamente se levantó de su asiento.

“En mi vuelo del martes, caminé por el pasillo detrás de una mujer con uniforme (Ejército). Un hombre se levantó de su asiento de primera clase y dijo: ‘Lo siento, señora, estoy en su asiento’, escribió Jessica en Facebook. .

‘¿Qué dice tu boleto?’ El pasajero de 1ª clase preguntó a la mujer de servicio.

Confundida, ella respondió, ‘¿Qué? No, tengo el 31 B ‘.

Varias aerolíneas estadounidenses con frecuencia hacen excepciones especiales y otorgan beneficios especiales al personal militar en sus vuelos, pero en este día en particular, la mujer de servicio se estaba preparando para sentarse en un asiento de la fila central en clase turista..

Cuando Jessica escuchó por primera vez la pregunta del hombre, también estaba confundida. Pero sus intenciones pronto se hicieron muy claras.

Se alejó, dejándola con su asiento de primera clase y tomando su asiento del medio en turista. La oficial quedó conmovida … y también Jessica.

De hecho, el corazón de Jessica explotó al ver un gesto tan maravilloso. A medida que el vuelo despegaba, simplemente no podía dejar de pensar en el maravilloso acto de bondad del hombre … y sabía que querría pagárselo.

Así que ella preparó una pequeña nota  que decía: “Por favor, acepta una bebida y u algo de comer por mi cuenta. Si todos trataran a la gente como tú trataste a esa mujer militar, el mundo sería un lugar mejor”.

El hombre amablemente rechazó su dinero, pero expresó lo agradecido que estaba de que su gesto también inspirara a otra persona a hacer el bien.

“Haz el bien, reconoce el bien, haz que el mundo sea mejor”, finaliza Jessica en Facebook.

Mira la publicación original completa a continuación, publicada en la página de Facebook de Love What Matters.

"On my flight Tuesday, I walked down the jetway behind a woman in uniform (Army). A man stood up from his 1st class seat…

Posted by Love What Matters on Sunday, 9 April 2017

Una maravillosa serie de eventos que calientan el corazón. Nuestros hombres y mujeres de servicio merecen toda nuestra admiración y respeto, y estoy muy contento de que un buen samaritano lo haya reconocido en este vuelo. Comparte para rendir homenaje a su gesto y la maravillosa amabilidad que inspiró.