Bebé de 30 minutos de edad abandonado en parque helado, la dejaron “llorando por su vida”

Un bebé recién nacido ha sido encontrado abandonado en un parque envuelto en una bolsa de plástico, según un informe del Daily Mail.

El periódico afirma que el recién nacido, de menos de una hora de edad, fue descubierto por una mujer y su hijo mientras salían a pasear a su perro. El bebé todavía tenía el cordón umbical.

Se dice que Rima Zvaliauskiene y su hijo de 27 años de edad, Ovidijus, encontraron al bebé que luchaba entre la vida y la muerte, al escuchar su llanto desde dentro de una bolsa de plástico.

Rima y su hijo encontraron al bebé junto a un banco en Newham, Inglaterra, poco después de las 10 pm. La temperatura era de bajo cero y el niño, llamado Román, tenía solo una toalla y una bolsa con ropa de bebé.

“Escuchamos un llanto dentro de la bolsa. Él lloraba por su vida y fue esto lo que lo salvó”, dijo Rima, al Daily Mail.

Escapó con suerte

Román ahora está siendo atendido por enfermeras, mientras tanto  la policía ha iniciado una investigación para averiguar quién y dónde está la madre.

Ovidijus, el hijo de Rima, dijo: “El bebé estaba un poco morado. Tenía mucho frío. Su frente y orejas estaban un poco heladas. Nos sentimos felices al haber podido salvar la vida de un bebé. Me alegré de haber pasado por ahí, de lo contrario el bebé no hubiera sobrevivido mucho más”.

Se dice que la policía tenía perros rastreadores que intentaban encontrar un rastro de sangre que podría llevarlos a la madre, pero no encontraron nada.

El inspector Shane Clarke, de la Unidad de Comando del Noreste, apeló a la madre del niño y le suplicó: “Estamos cada vez más preocupados por su bienestar y le pido que se ponga en contacto con la policía, el hospital local o el médico de cabecera más cercano. Es muy importante que sepamos que está a salvo. También queremos instar a cualquier persona que tenga información y que pueda ayudarnos a reunir a este bebé con su madre”.

No tenemos idea del motivo que lleva a una madre a abandonar a su bebé con temperaturas tan frías, pero al menos estamos contentos de que el pequeño Roman se salvara.

Afortunadamente, Rima y su hijo estaban por la zona, de lo contrario la historia podía haber terminado mucho peor.

Ningún bebé debe ser abandonado en esas circunstancias. ¡Comparte el artículo si estás de acuerdo!