Enfermera de urgencias muere sola en su casa por Covid-19: ”Se preocupaba tanto por los demás”, cuenta su familia

Algunos médicos y enfermeros que están luchando contra el coronavirus, en primera línea de batalla, están literalmente dando su vida por otros.

Hace poco informábamos de la médica de 28 años que perdía la vida en España, y hoy les habalmos de otra mártir, porque eso es lo que son. Se trata de Lisa Ewald, una veterana enfermera de Detroit, con 20 años de profesión a sus espaldas.

Lisa Ewald / Facebook

Según Fox, Lisa Ewald murió sola en su casa. Una amiga encontró su cuerpo el pasado miércoles. El Covid-19 fue la causa de la muerte.

Lisa hubiese cumplido 54 años el sábado. Sus allegados lloran ahora la muerte de una querida hermana, cariñosa amiga y maravillosa enfermera.

“Siempre piensas que puede afectarte hasta cierto punto. Esto lo hace real para mí,” cuenta su sobrina Carly Ewald Fox 2 Detroit.

Lisa no tenía hijos y tenía una relación muy cercana con sus sobrinos.

“Se preocupaba más de los demás que de sí misma,” cuenta Carly. “Y eso me molesta mucho.”

Lisa Ewald / Facebook

Aparte de su familia, trabajar para Henry Ford ER era una importante parte de su vida.

Cuando el coronavirus comenzó a llegar a Michigan, Lisa estaba en primera línea, pero por desgracia cuando ella misma enfermó, tuvo que quedarse en su casa.

A finales de marzo, comenzó a sentir fiebre y tos. Perdió el sentido del olfato y el gusto, una señal de que podía tratarse de coronavirus.

Lamentablemente, Lisa tenía asma, lo que era un factor de riesgo.

La última vez que supieron de Lisa fue el martes de la semana pasada. Al día siguiente, una amiga fue a su casa y se la encontró muerta.

Lisa murió sola, sin ninguna oportunidad de decir adiós a sus seres queridos.

Still in shock as I write this..Today, we received news that we lost a beautiful soul to COVID-19. My Aunt Lisa was a…

Gepostet von Carly Ewald am Mittwoch, 1. April 2020

Carly quiso tener una palabras:

“Siento mucho que muriese sola, y que la quiero”.

A Lisa le realizaron la prueba varias veces, pero no fue hasta la última en la que los médicos encontraron el virus en su cuerpo.

Lisa está seguro en el cielo, y desde allí espero que escuche nuestro agradecimiento y recuerdo.

No hay palabras para expresar mi agradecimiento a todos los médicos, enfermeras, celadores, auxiliares, personal de limpieza y lavandería…. todo mi apoyo y admiración. Comparte si estás de acuerdo.