La hija de Kobe Bryant era una talentosa jugadora de baloncesto exacto como padre – descansen en paz

La muerte de la super-estrella de NBA Kobe Bryant ha dejado a todo un mundo en shock. En el accidente cerca de Calabasas en California también murió su hija Gianna.

Brynt de 41 años de edad y su hija estaban en el helicóptero junto con siete otras personas cuando ocurrió el accidente en la mañana del domingo, según reportes.

Las autoridades en Los Angeles creen que se puede tardar días antes de que se encuentren los cuerpos debido a al terreno donde ocurrió el accidente.

Están llegando tributos de todo el mundo, muchos están conmovidos con la pérdida de un grande icono del deporte y su hija, que compartía su pasión por el baloncesto.

Foto: Shutterstock

Según reportes, Gianna estaba siendo entrenada por su padre en el momento del accidente. Se reporta que que iban en camino a un entrenamiento en su academia Mamba Academy en Thousand Oaks, California, cuando ocurrió el accidente.

La segunda de los cuatro hijos de Bryant, Gianna Maria Onore era conocida como “Gigi” y soñaba con jugar en WBNA un día.

Bryant había acompañado a Gianna a casi todos los partidos de los Lakers de NBA de la temporada de este año, a pesar de que casi no había visto ningún partido en vivo después de haberse jubilado en 2016.

“Nos divertimos mucho porque fue la primera vez que vi el partido a través de sus ojos”, dijo Kobe durante una entrevista con el podcast Showtime Basketball, “The Smoke.”

Se dice que Kobe creía mucho en su hija y que estaba muy involucrado en su desarrollo para que pudiera alcanzar su máximo potencial. No hay palabras para describir esta terrible tragedia, tanto para la familia de Kobe y su hija y el resto de la tripulación.

Nuestros pensamientos están con las familias de los fallecidos. No nos podemos imaginar el difícil momento por el que están pasando todas la familias.

Siempre recuerda de decirle a tus seres queridos que los quieres, y nunca tomes la vida por sentado.

Comparte este artículo para rendirle homenaje a Kobe, a Gianna y a las otras personas que estaban en el helicóptero.