Mamá despiadada deja a su hija, 6 años, en la vía, tira su ropa por la ventana y se va en el auto con su novio

Mishka Peart acababa de terminar su entrenamiento e iba en camino a un cruce con mucho tráfico en Queens en lo que parecía ser una mañana normal. Por lo general Mishka nunca hace ejercicio por las mañanas, pero ese día, algo la impulsó a hacerlo y la mañana rápidamente pasó de ser ordinaria a extraña.

Cuando Mishka giró hacia la avenida 140 desde Springfield Blvd, vio a una niña de 6 años, perdida en medio de la concurrida calle y con una máscara quirúrgica en la cara. Tenía una bolsa negra con cosas en una mano y una bolsa de basura blanca en la otra, según New York Daily News.

La intersección ciertamente no era un lugar para que una niña deambulara sola y Mishka intentó preguntarle a la niña a dónde iba. Emma, ​​de 6 años, no tenía ni idea a dónde iba y no había nada en ella que pudiera dar una pista de su dirección o incluso su apellido.

“Corrió hacia la acera y siguió mirándome”, dijo Mishka. “Le pregunté a dónde iba y ella dijo: ‘No sé’. Le dije: ‘¿Dónde están tus padres?'”

La indefensa niña dijo: “No lo sé. Se fueron en el auto y me dejaron.”

Mishka le dijo a CBS New York, “Estaba muy emocionada y estaba asustada.”

Solo unos segundos antes de que Mishka se encontrara con la niña en el camino, su madre y el novio de la mujer pasaron por ese lugar y abandonaron a la niña en la acera. El desgarrador video muestra a Emma saliendo del auto por un lado mientras una bolsa de basura blanca es arrojada por el otro. Se puede ver que la niña mueve la mano desesperadamente mientras que el auto se aleja, dejándola completamente sola en la vía.

Antes de que dejaran a Emma allí, New York Daily News informó que el novio de la madre había enviado un mensaje de voz al verdadero padre de la niña diciendo: “Mejor ve a buscar a tu hija. Tu hija está en la calle y no está durmiendo en ninguna parte. Ella está llorando como una pequeña b—- “

Los fiscales dijeron que en el correo de voz, se podía escuchar a la niña llorando en el fondo.

Después de que Mishka dejó a la niña a un par de agentes de seguridad y después de que oficiales del Precinto 105 fueron informados, se llevó a cabo una investigación. La madre y su novio fueron encontrados unas horas después.

Foto: Shutterstock (foto de banco de imágenes, no es la niña de la historia)

Los documentos de la corte revelan que el novio de la madre dijo: “Estos niños son un problema para mí. Esta niño es su hija. Esta niña no es mi hija, no es mi problema, no es mi responsabilidad”. Por otro lado, cuando interrogaron a la madre, ella reveló por primera vez que intentó dejar a la niña en la residencia de su padre.

“¿Estás loco? Eso nunca sucedió”, fue la respuesta del padre, según New York Daily News. El padre dijo que él y la madre se separaron hace cuatro años y que desde entonces apenas ha visto a su hija.

Aunque la madre se negó a poner su nombre en el certificado de nacimiento de su hija, el padre dijo que estaba feliz de recibirla después de que la madre lo llamó. Aunque la madre afirmó por primera vez que intentó dejar a Emma con el padre, él dijo que esto nunca sucedió y que tenía un video de la puerta para demostrarlo.

Más tarde, los detectives le mostraron a la madre el video de ella abandonando a su hijo en la intersección. Y finalmente admitió que lo hizo porque estaba “frustrada”, dijeron los fiscales, según New York Daily News.

Afortunadamente, fue Mishka quien encontró a la niña unos segundos después de que la despiadada mujer se fuera. En el video que grabó mientras conducía a Emma a un lugar seguro, la podemos escuchar decir: “Estoy tan confundida acerca de cómo la gente puede dejar a sus hijos en la calle con bolsas de basura. Estoy alucinando. Quiero decir, estoy como en estado de shock total. Es como si Dios me hubiera enviado y puesto aquí porque yo normalmente no hago ejercicio por las mañanas. Todavía estoy en estado de shock.”

Más tarde, le dijo a CBS New York,: “Estoy feliz de que haya sido yo la que paró. Cuando los detectives me dijeron que fue en cuestión de segundos después de que la echaran del auto, pensé: Me pusieron allí. Estaba destinada a estar allí… Cualquiera podría haberla recogido. Podría haber sido abusada. Podría haber sido asesinada. No puedo imaginar que alguien pueda hacerle eso a un niño, y mucho menos a su propio hijo.”

Después del incidente, que tiene que haber sido traumático para Emma, ella fue puesta al cuidado de los servicios de bienestar infantil en el condado de Suffolk y probablemente será entregada a un pariente. En cuanto a la cruel madre y su novio, se enfrentan a cargos de abandono de niños y peligro imprudente.