Muere el marido de la “Chilindrina” tras una larga batalla contra su enfermedad

Hay pocas personas en América Latina y España que no conozcan al Chavo del 8. Los personajes de esta entrañable serie están grabados en los corazones de muchos ya no tan niños que pasaron entrañables momentos de su infancia riendo con sus historias.

El Chavo del 8 todavía hoy sigue emitiéndose en algunas televisoras tal y como era entonces. No obstante, sus personajes han cambiado, ha pasado el tiempo y los años se les han echado encima. Lamentablemente, a algunos ahora hay que decirles adiós como a Gabriel Fernández, quien fue uno de los locutores del programa y era esposo de la famoas Chilindrina (Maria Antonieta de las Nieves), según reporta El Tiempo.

Son tiempos muy tiristes para la Chilindrina, entrañable personaje del Chavo del 8 interpretado por María Antonieta de las Nieves.

Tras casi 50 años de matrimonio, la actriz ha tenido que despedirse para siempre del que era su marido, Gabriel Fernández, que tenía 85 años en el momento de su muerte.

el chavo del 8
Foto: Youtube

Ambos se conocieron en el set de grabación del programa. Gabriel era locutor, ella la intérprete de la Chilindrina, juntos iniciaron una hermosa relación que duraría 48 años.

Lamentablemente, la salud de Gabriel se deterioró en los últimos tiempos. El locutor estuvo internado largo tiempo, luchando contra varias neumonías y un infarto de riñones.

Los últimos tiempos fueron muy duros para Maria Antonieta, que apenas podía afrontar los gastos del tratamiento de su marido y el suyo propio, después de que a ella misma le diagnosticaran una enfermedad.

“Me puse muy grave… por una cosa que se llama fibromialgia, gracias a Dios la estoy librando, pero sí es una enfermedad muy fuerte, por eso tenemos un enfermero y enfermera”, dijo a Univisión.

Para costear el tratamiento, Maria Antonieta tuvo que vender una propiedad en Acapulco y, tras la muerte de su marido, todavía tiene que enfrentar muchas deudas.

Nuestras condolencias para Maria Antonieta y su familia en estos momentos de adversidad. Espero que la vida traiga lo mejor para aliviar su dolor.