Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Conoce a “Pulgarcita” – la pequeña que sobrevivió a pesar que los médicos no lo creían

Kenadie Jourdin-Bromley, de Ontario (Canadá) es como cualquier otro niño o niña.

Va a la escuela, le gustan los deportes y pintar.

Pero hay una cosa que diferencia a Kenadie de los otros niños de su edad, sólo mide 99 centímetros.

Cuando la niña nació, en febrero de 2003, pesó sólo 1,1 kilo. Padece una enfermedad rara de crecimiento que sólo afecta a 100 personas en todo el mundo. Cariñosamente las enfermeras la llamaron Pulgarcita.

El futuro de la la pequeña se veía difícil. Esta enfermedad conlleva complicaciones que retrasan el desarrollo cerebral, y problemas respiratorios y digestivos. Debido a los daños cerebrales, los médicos pronosticaron que no viviría más de unos días.

Sus padres estaban destrozados. El mismo día que nació la bautizaron, para que al menos tuviese un nombre antes de abanadonar este mundo.

”Nos la llevamos a casa, aunque sabíamos que iba a morir, fue lo que médicos nos dijeron”, cuenta la madre, Brianne, a Barcroft TV.

Un milagro

Los días pasaron, pero Kenadie se negaba a darse por vencida. Desafió todos los pronósticos, y pronto los padres se dieron cuenta de que iba a sobrevivir. Fue en milagro.

14 años después Kenadie sigue viva. Sus piernas y brazos no se han desarrollado completamente, le cuesta aprender cosas nuevas, y sólo mide 99 centrímetros, pero es una niña vivaz y feliz.

“Me hace reír”

A Kenadie le encanta patinar y jugar a los bolos, va a la escuela con otros niños y va a aprender a nadar. Y sobre todo, es una personita que contagia alegría.

“Kenadie me hace reír. Es muy empática, si te haces daño en un dedo, se acerca a ti y te da un abrazo. Tiene una risa contagiosa que te hace no poder contener la carcajada”, cuenta la cuidadora de Kenadie, Jessica Putnam, a Barcroft TV.

Kenadie necesita nuevas medicinas todo el tiempo y esas nuevas soluciones son un reto aún sin resolver, pero la familia vive la vida día a día, con precaución pero con positividad.

“Mi deseo para Kenadie en el futuro es que sea feliz y que haga cosas que le gusten y le hagan sonreír. Vivimos centrados en el día a día, y ya veremos qué pasa mañana”, cuenta Brianne a Barcroft TV.

Aquí puedes ver un vídeo de esta niña que es un milagro:

Me despierta gran admiración esta valiente pequeña y su gran fuerza de vivir. Comparte su historia con tus amigos si crees que puede inspirar a otras personas a seguir adelante, viviendo el presente, cada día, intensamente, y luchar con ganas de vivir, como hace Kenadie. 

 

Leer más sobre