Princesa Diana se detuvo en un cementerio y consoló a una mujer que lloraba en la tumba de su hijo muerto

La famosa Princesa de Gales continúa inspirando al mundo, a pesar de que falleció hace más de 20 años. Incluso ahora escuchamos historias de su enorme bondad y su compasión única, y por ello, recordamos por qué llegó a ser conocida como “La Princesa del Pueblo”

Diana era conocida por el hecho de que no había país demasiado lejano, ni frontera demasiado grande que no pudiera cruzar para ayudar a los demás. Y tras 22 años del aniversario de su muerte, volvemos la vista atrás a un hecho que prueba como muchas otras veces que ella era simplemente, demasiado buena para este mundo.

Unas semanas antes de su trágica muerte el 31 de agosto de 1997, Diana realizaba un viaje humanitario a Bosnia como parte de su lucha para concienciar sobre la existencia de las minas terrestres.

Diana iba acompañada por Ken Rutherford y Jerry White en este viaje, que sería el último que haría de este tipo.

En 2017, casi 20 años después del día en que murió, la pareja contó el viaje para un documental de HBO titulado “Diana, nuestra madre: su vida y legado”.

Según Entertainment Weekly, Rutherford y White compartieron varias historias de su viaje con Diana a Bosnia, aunque quizá fue White quien quizás participó más en el documental.

View this post on Instagram

In her own words: "William is deep like his dad and stubborn, and Harry is a hothead like me; he does the first thing that comes into his head. They will look after the heir and I will look after the spare. I have to. Charles and I worked so hard to ensure both boys receive equal amounts of our time and love, others in the family seem to concentrate on William [who is destined to be king]. I poure more love and attention into Harry as compensation for any unfair treatment." ■ من أقوال اﻷميرة: "ويليام يفكر بعمق وعنيد مثل أبيه، وهاري عصبي مثلي، ويقوم بأول فعل يمليه عليه عقله مباشرة دون تفكير. سيعتنون بوريث العرش، وسأعتني أنا بوريث العرش الاحتياطي. يجب علي ذلك. نبذل أنا وتشارلز مجهودا شاقا للتأكد بأن الصبيان يحصلان على كمية متساوية من الرعاية والاهتمام والحب منا، ولكن اﻵخرين من أفراد الأسرة المالكة يصبون كل اهتمامهم وتركيزهم على ويليام [لكونه وريث العرش والملك القادم]. أنا أصب كل حبي واهتمامي وتركيزي على هاري لتعويضه عن أي معاملة غير منصفة نحوه." ■ #princessdianaforever #humanitarian #princessofwales #princessdiana #gb #hertruestory #kensingtonpalace #uk #thebritishroyalfamily #theroyalfamily #thebritishmonarchy #queenofhearts #instagood #instaroyal #instalike #di #fashionicon #peoplesprincess #style #glamorous #icon #foreveryoung #uk #الأميرة_ديانا #أميرة_ويلز #أميرة_القلوب #الأميرة_ديانا_لﻷبد #بريطانيا #لندن #قصتها_الحقيقية #أميرة_الشعب

A post shared by Princess Diana Forever (@princess.diana.forever) on

Se trataba de un desvío no planificado al Cementerio de Guerra de Sarajevo el 10 de agosto de 1997.

White recuerda: “La imagen de ella en un cementerio en Sarajevo, el último día de nuestro viaje de tres días [todavía me persigue]. No fue planeada. Nunca estuvo en el itinerario. Pero Diana me lo dijo tres veces “No puedo sacar de mi mente esta imagen mía en un cementerio”.

“Ella me preguntó si había un cementerio cerca, ya que era algo que deberíamos visitar. ‘Jerry, tengo este sentimiento, esta imagen mía en un cementerio, es extraño’. Llegamos tarde para a recepción final, y no estaba planeado este desvío, pero misteriosamente la princesa Diana parecía inflexible.

“Entonces, nos dirigimos al antiguo estadio olímpico que se había convertido en un cementerio masivo para los muertos durante la guerra. Observé a Diana ocupar su lugar entre cientos de lápidas. Era extraño, ahora que reflexiono sobre ello”. Caminaba lentamente, entre lápidas e incluso entre rosales amarillos.

“Conoció a una madre bosnia tendida sobre la tumba de su hijo, visiblemente emocionada. Diana no hablaba bosnio y esta madre tampoco sabía inglés. Entonces, se abrazaron de una manera tan emocional, física e íntima, de madre a madre”

White continuó:”Así era Diana, cercana, limpiando las lágrimas y las mejillas de la madre. Es la única fotografía enmarcada de Diana que todavía tengo en mi casa.

“Después de su muerte en París, solo unas semanas después, llegué a preguntarme si la princesa intuyó su propia muerte, su entierro. No lo sé, pero tal vez, psíquicamente, o de manera intuitiva Diana sintió que iba a morir. Todavía me estremezco cuando recuerdo ese momento poderoso, no escrito y no planificado, de alguna manera profético “.

Princess Diana with land mine victims in Bosnia, in 1997Picture: Tim Rooke / Rex Features

Gepostet von Princess Diana Legacy am Montag, 13. Mai 2013

Esta es la Diana que todos recordamos y amamos con cariño. Siempre ponía a los demás primero, y no conocía límites a la hora de soñar con un futuro mejor para todos nosotros.

La princesa Diana murió trágicamente el 31 de agosto de 1997. De no haber sido así quien sabe que cosas increíbles hubiera logrado.

Ayúdanos a honrar la memoria de esta maravillosa mujer compartiendo este artículo en Facebook.