Cientos de estudiantes fueron negados almuerzo escolar por deudas, así que extraño ofreció su ayuda

Es importante que los niños pequeños y en crecimiento coman comidas sanas y saludables todos los días. La mayoría de los niños almuerzan mientras están en la escuela. Por lo tanto es importante que las escuelas ofrezcan una buena comida a sus alumnos … y que sean accesibles para los niños que no pueden pagarlos. Pero cuando los niños no pueden pagar sus almuerzos, la situación se complica. A los niños con deudas de almuerzo a veces se les “avergüenza“, y se les niega la comida estándar  dándoles un menú alternativo más barato, o se les llama públicamente por no pagar. Es algo muy desmoralizador para un niño y sus padres. Pero afortunadamente para un distrito escolar, un buen samaritano está ayudando, donando generosamente su propio dinero para eliminar la deuda del almuerzo de los estudiantes.

En el distrito escolar de Jupiter, Florida, alrededor de 400 estudiantes estaban endeudados y se les negó la comida hasta que no pagaran lo que debían a la cafetería. La totalidad de la deuda sobre todas las escuelas superaba los 944.34 dólares.

Al inicio del año escolar, una mujer llamada Angie Vyas-Knight hizo una publicación en un Facebook local que administraba sobre la situación, molesta por lo que estaban pasando.

“Yo sabía que no estaba bien,” dijo la mujer a WPTV. “Estos niños están comenzando el año escolar con un saldo negativo, ni siquiera tendrán la oportunidad de comenzar con una pizarra limpia”.

“Tiene mucho impacto si el niño está contento y bien alimentado.”

Foto: Shutterstock

Su publicación tuvo un gran impacto en la persona más inesperada: un hombre llamado Andrew Levy, un agente inmobiliario de Palm Beach Gardens.

No tenía ninguna conexión con el municipio escolar: no tenía hijos allí, ni siquiera vivía en la ciudad. Pero él hace negocios allí y dice que se enamoró de la ciudad … y lo que es más importante, su corazón estaba con los niños que no podían pagar sus comidas.

“La comida es algo en lo que no deberías pensar”, dijo Andrew a CBS Miami. “Los niños no deberían aprender con hambre”.

Él vio que tenía el poder de cambiar la situación y producir una diferencia positiva en la vida de los estudiantes: “Pensé, ¿sabéis algo? Si por una modesta suma puedo cambiar la situación, lo voy a hacer.”

“Y llegué allí y dije: Quiero pagar toda la deuda de comida.”

Foto: Youtube

Pero no quería simplemente “escribir un cheque y enviarlo por correo”, Andrew fue personalmente y se reunió con el departamento de servicios de alimentos, ofreciéndole pagar para quitar la lista de deudas de todo el distrito.

“La idea de que una suma bastante pequeña pueda rectificar esa situación y eliminar la deuda de todas estas familias para que los niños puedan comer comidas calientes es lo que realmente me hizo actuar”, dijo a WPTV.

Como a los estudiantes con deudas no se les niega la comida por completo, se les niega la comida estándar y se les da un sándwich de queso en su lugar, Andrew sabía los problemas que ello causaría.

“Los niños sufrirán un estigma si salen de ahí comiendo tan solo un sandwich de queso, todo el mundo sabe lo que significa”, dijo.

Foto: Youtube

Pero la buena acción de Andrew no terminó allí. A medida que se difundía la historia, cada vez más personas querían participar en este acto de amabilidad y donar al municipio escolar.

Ahora, Andrew está decidido no solo a pagar la deuda de una vez, sino a evitar que se acumule nuevamente.

“Incluso he tenido algunos clientes en las últimas 48 horas que dicen ‘sabes algo, quiero ayudar, también quiero dar'”, dijo a CBS Miami. “Cada trimestre voy a hacer una página GoFundMe o una página de recaudación de fondos para poder conseguir dinero cada tres meses y evitar así que la deuda del almuerzo nunca se acumule”.

Si bien Júpiter tiene algunos ángeles guardianes que lo buscan, la deuda del almuerzo sigue siendo un problema generalizado en otros lugares. En el gran condado de Palm Beach, actualmente hay una deuda total de 51.000 dólares. El condado ha creado una página para recaudar donaciones que puedan ayudar a aliviar la deuda.

Tú también puedes comunicarte con tus propias comunidades y distritos escolares locales para ver si tienen alguna deuda estudiantil que pueda pagarse. Incluso si no lo pagas todo como lo hizo Andrew, cualquier cantidad puede ayudar a un estudiante a obtener una buena comida en la escuela.

Demos las gracias a Andrey por su inspirador acto de generosidad y ayúdanos a difundirlo por el mundo: Comparte este gran historia.