Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Niña de 13 años tiene una obsesión – cuando padres descubren la terrible verdad es demasiado tarde

Se me rompe el corazón cuando veo historias como las de esta niña llamada Pippa McManus, una víctima más de una sociedad obsesionada por las apariencias, por una perfección efímera e irreal con la que bombardean a nuestras jóvenes.

Pippa era una hermosa niña a los 13 años empezó a obsesionarse con su figura. Apenas comía, practicaba boxeo y corría y poco a poco fue perdiendo cada vez más peso.

Sus padres no se dieron cuenta, pero su situación era cada día más preocupante. Hasta que un día se desmayó y la llevaron al hospital: allí determinaron que Pippa sufría uno de los casos más severos de bulimia que jamás habían visto. Apenas pesaba 27 kg.

Desde entonces y hasta los 15 años, la vida de Pippa transcurrió entre las constantes idas y venidas del hospital. Pero su situación no mejoraba y ella no solo no aumentaba de peso si no que se auto-lesionaba. Un día incluso se vendó los pies porque se los veía gordos.

Los médicos llegaron a encontrar cuchillas en su almohada con las que había intentado dañarse.

Los padres reclamaron a los médicos que el tratamiento de Pippa no estaba funcionando y pidieron que no la mandaran a casa. Aun así los médicos decidieron darle el alta.

Poco después, el 9 de diciembre de 2015, Pippa y sus padres tuvieron una fuerte discusión por las idas al gimnasio de la chica. Entonces ella dijo que iba a matarse y se fue corriendo de casa.

Pippa murió en el acto tras tirarse a las vías del tren en la estación de Gatley.

Poco antes de morir la niña dijo: “No soy capaz de luchar contra la anorexia. Lo he intentado pero no lo he logrado”.

Ahora su madre ha creado una organización llamada Foundation for ABC Anorexia and Bulimia care, donde intenta promover campañas para la prevención de estas terribles enfermedades.

Fuente: The Pip Foundation for ABC Anorexia and Bulimia care

Es absolutamente terrible que vidas como las de Pippa se pierdan así. ¡Hay que combatir el problema de raíz y terminar con estereotipos insalubres!

Por favor, comparte su historia para generar conciencia sobre esta espantosa realidad.

 
 

Leer más sobre