Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Miles de personas elogian el gesto de esta señora mayor con una madre de niños pequeños

A veces un gesto por parte de un desconocido puede alegrarnos el día. Este fue el caso de Kristin un día que estaba de compras con sus dos hijos.

Los niños estaban cansados y tristes y mientras avanzaban hacia su vehículo, después de hacer la compra, a la mujer se le cayó un cartón de leche y se rompió.

Entonces se acercó una amable señora mayor y ofreció su ayuda.

Kristin fue al mercado con sus dos hijos pequeños el 31 de diciembre. Los hijos estaban cansados y se quejaban y lloraban por cualquier pequeño motivo, como suele ocurrir muchas veces con los niños. Era tarde, hacía frío y estaba oscuro – Kristin sólo iba a entrar rápidamente para comprar un litro de leche, pero las cosas no salieron como ella había pensado.

Fuente de imagen: Shutterstock

Entró al supermercado junto con sus dos hijos, buscó un litro de leche y pagó, pero fue luego en el aparcamiento donde todo salió mal. Se le cayó el cartón de leche y se rompió, entonces se acercó una desconocida, una señora mayor, quien se acercó y le preguntó si la podía ayudar. Le dijo que tenía nietos y que entendía cómo se sentía en ese momento. Kristin le dijo a señora que le agradecía el ofrecimiento pero que no era necesario que la ayudase, pero la señora insistió. 

Fuente de imagen: Shutterstock

Así que la señora entró al supermercado, y después de unos minutos volvió con un nuevo paquete de leche. Kristin quiso recompensarla con un poco de dinero por el favor, pero la señora rehusó de aceptarlo. 

Le alegró tanto el día a Kristin que le dio un gran abrazo a la señora y le deseó un feliz año nuevo. Se montó en su coche para regresar a casa, pero ya en el automóvil no pudo contener las lágrimas de gratitud. Decidió, entonces, compartir la historia por Facebook y ha sido compartido por más de 11.000 personas.

Una desconocida vio que necesitaba ayuda y decidió hacer algo para mejorar su día, puede que fuese un pequeño gesto, pero tuvo un gran significado.

No cuesta nada muchas veces ayudar a las personas que nos rodean, las conozcamos o no. Creo que no nos deberíamos cortar en hacerlo. ¡Comparte esta historia para inspirar a más personas!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.