Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Todo el local queda asombrado con el baile de estos viejitos.

Como uno normalmente dice, "uno no debe juzgar el libro por su portada". Esta expresión va muy bien para esta pareja de bailarines. Cuando ellos empiezan a bailar todo el público se ríe. Pero después de unos segundos el púbico cambia de actitud. Y al final quedan asombrados con el talento de esta linda pareja. Yo les puedo confesar que aplaudí varias veces después de haber visto esto. Y además quedé inspirada. Uno nunca es demasiado viejo para divertirse.    

Publicerad av Newsner musik, gilla gärna